27 C
San Miguel de Tucumán
martes, abril 20, 2021
Inicio Noticias Este mes, 120.000 jubilados pierden el plus de la reparación

Este mes, 120.000 jubilados pierden el plus de la reparación

Esto ocurrirá por algo que ya fue informado: este mes dejan de liquidarse, a quienes no expresaron su adhesión al plan, los adicionales otorgados por la reparación histórica. Se trata de casos en los que las subas se dieron de forma automática, sin trámites previos por parte de los jubilados (seleccionados por cumplir con ciertas condiciones de edad o cuantía de la mejora). En algunos casos, los montos se estaban cobrando ya desde los últimos meses de 2016.
Al finalizar agosto y vencer el plazo para hacer ese trámite de adhesión, habían quedado, en rigor, 140.000 jubilados sin cumplir con los trámites requeridos para seguir cobrando. Pero la normativa previó excepciones a la quita del beneficio y allí se incluyó, por ejemplo, a los mayores de 90 años, a quienes tienen declarada una enfermedad grave y a quienes están imposibilitados de movilizarse. De todas maneras, el estar en las excepciones no quiere decir que se esté al margen de la exigencia de hacer trámites.
El Gobierno confirmó que los principales bancos del mundo participarán del fideicomiso de PPP
Para las personas que vean suspendido el pago del plus, existe la posibilidad de volver a ver incluido el monto en sus haberes, pero deberán esperar.
En rigor, si completaron los trámites de aceptación durante septiembre, tendrán la restitución ya en noviembre (son los 20.000 casos antes mencionados). Pero si las gestiones se completan a partir de este mes, los tiempos para el recupero serán bastante superiores: según afirmaron en la Anses, en este caso los jubilados deberán esperar a que se homologue en la Justicia el acuerdo que, según prevé la ley, debe firmarse con el Estado.
Así, entre el momento de formalizarse la adhesión al plan y el cobro de la recomposición pueden pasar tres meses en algunos casos, pero, en otros, podría pasar mucho más tiempo. Los plazos, que pueden llegar casi a un año, son los de la experiencia vista entre jubilados no incluidos en el grupo de pago automático, o sea, los que para acceder a la mejora de la reparación histórica deben aceptar la propuesta (hay algunos que aún no la recibieron) y firmar el acuerdo en forma previa.
¿Cómo debe realizarse el trámite? En primer lugar, se ingresa en www.anses.gob.ar con la clave de la seguridad social desde la opción “Mi Anses” y, una vez que aparecen los datos personales en pantalla, buscar el título referido a la reparación histórica. Allí aparece la oferta publicada a una fecha determinada (con lo cual, es posible que el monto esté desactualizado, algo que puede comprobarse observando cuál es el monto de “haber actual” que se informa). El primer paso de la gestión es clikear para dar respuesta afirmativa a la adhesión. Luego se debe completar la designación del abogado que tomará el trámite (consignando su CUIT en la web). Finalmente, se debe ir a una oficina de la Anses con el abogado para firmar el acuerdo con la huella digital (si no está previamente registrada, ese paso puede hacerse en el momento de firmar el acuerdo).
El requisito de dar aval al incremento generado por la reparación histórica proviene del hecho de que la ley definió al plan como de “acuerdos transaccionales” entre el Estado y los jubilados, a quienes se les reconoce que sus ingresos fueron mal liquidados desde el inicio y/o insuficientemente actualizados luego, en función de criterios fijados en fallos de la Corte Suprema de Justicia. Al aceptar, el jubilado renuncia a un juicio existente o futuro. Y esa es la razón por la que, en muchos casos puede no haberse aceptado el plan oficial.
Empresas lanzan sus propias estrategias de “precios cuidados” ante la caída del consumo
Este último punto (el de la exigencia de renunciar a un juicio para seguir cobrando la reparación) fue el origen de reclamos en la Justicia. Varios jueces le ordenaron a la Anses no quitarle el aumento a personas que tienen la decisión de seguir adelante con una demanda por reajuste de haberes. Esas disposiciones judiciales, claro, son solo válidas para cada caso. Y en esas situaciones, lo pagado ahora por la reparación histórica sería tomado a cuenta de lo que ordenen posteriormente las sentencias definitivas.
La promesa del Gobierno es no dejar de pagar los fallos judiciales a la vez que sigue en marcha el plan de reparación histórica. Hoy hay unas 90.000 sentencias pendientes de pago, según datos del propio organismo, y entre enero y agosto de este año se abonaron $19.783 millones en retroactivos generados en juicios ganados por los jubilados.
Para 2019 el proyecto de presupuesto presentado por el Ministerio de Hacienda al Congreso incluyó una partida de $49.313 millones para el pago de litigios pero también para las obligaciones de la reparación histórica (el proyecto no desagrega cuánto para cada fin). A eso se suman otros $8160 millones para litigios de los retirados de las Fuerzas Armadas y de Seguridad.
El plan de reparación contempla el reconocimiento de retroactivos solo para quienes tenían juicios en trámite, con un límite de 48 meses y con una modalidad de pago del 50% tras la homologación judicial del acuerdo, y el otro 50% en cuotas trimestrales durante 3 años.
FUENTE: La Nación

Populares