19 C
San Miguel de Tucumán
jueves, septiembre 24, 2020
Inicio Últimas Tres “Insurrectas” explican lo que es militar en la adolescencia

Tres “Insurrectas” explican lo que es militar en la adolescencia

Alina Gramajo, Agustina Jarma Geréz y Sofía Molina son tres adolescentes de diecisiete años con fuertes convicciones que estudian en un colegio religioso de San Miguel de Tucumán y militan en la organización Insurrectas – Mujeres por la liberación.

La autodescripción de esta organización refleja perfectamente el pensamiento de estas tres adolescentes: “Somos insurrectas porque no aceptamos esta situación como inalterable, porque nos rebelamos y luchamos por destruir lo que nos oprime, en el camino de la liberación nacional y social que las mujeres y el pueblo necesitamos”.

En este marco, Ventana del Norte las entrevistó y expuso la militancia en la adolescencia con las dificultades y la tenacidad de estas protagonistas por llevar adelante un ideal y sostenerlo más allá de los diferentes escollos.

¿Cómo es militar en la adolescencia?

Alina: Es una experiencia nueva, un cambio radical a toda tu vida y puntos de vista. Es deconstruir todas esas cosas que pensabas que eran como una verdad sólida e imposible de verlo de otra forma. Siendo adolescente, además, bancarte que otras personas te digan que sos muy chica para opinar sobre ciertos temas.

Agustina: mantener firme tu ideal, seguir informándote, y militar.

Sofía: Fuimos a una reunión oficial de la campaña por el derecho al aborto legal, en donde teníamos que decir nuestras edades y en ningún momento nos trataron como más chicas y que no sabíamos del tema. Sino que siempre nos trataron como iguales que estábamos tratando de informarnos más.

 

¿Qué representa para ustedes el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo?

Alina: Es bastante fuerte para la militancia pensando que la campaña del aborto legal, seguro y gratuito viene desde hace 13 años en Argentina, 9 en Tucumán. Internacionalmente hay países como Rusia que llevan más de cien años. Es verlo como un paso muy grande en la sociedad. El simple hecho de que se lo esté debatiendo ya es muchísimo dado que era un tema tabú que no se hablaba. Poder sacarlo y escuchar las distintas opiniones y llegar a donde llegamos ahora es un paso muy grande.

 

¿Cómo vivieron la vigilia durante el debate en Diputados?  

Sofía: Lo primero en ese día fue el pañuelazo en plaza Independencia donde estuvimos desde las seis de la tarde hasta la noche. Después se realizó una marcha hasta “Pangea” (Laprida y Córdoba) en donde proyectaron el debate en Diputados y hubo representaciones de danza africana y otras actividades. La idea era hacer la vigilia en “Pangea”, pero fuimos a su casa (Agustina) y desde ahí vimos el debate.

Agustina: La verdad es que cuando vi la tele estaba muy nerviosa. Fue un paso muy grande que haya pasado por Diputados. Se negó siete veces. Es decir que fue la primera vez que se llegó a estas instancias y que se haya aprobado fue una emoción muy grande.

 

¿Cómo es la militancia formando parte de un colegio religioso?

Agustina: En particular, en nuestro curso hay mucho debate sobre temas como estos. Muchas veces, las chicas que están en contra del aborto muy religiosas, y sabíamos que íbamos a chocar con esto. El debate está siempre abierto, pero al principio era mucho más fuerte de lo que es ahora. Muchas veces cansa, porque se siente que no se escuchan los dos grupos, chocan y los profesores quieren cortar el debate. Hay veces que algunas quieren informarse del tema. Lo que la campaña promueve es la educación sexual, y ellas nos discutían que nosotras no queríamos eso y estaban cerradísimas, ni siquiera prestaban dos segundos de atención, dado que lo primero del lema de nuestra campaña es, justamente, educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir; y lo que terminan escuchando solamente es aborto legal.

 

Mensaje para las adolescentes:

Alina: Les diría que se informen antes de hablar del tema, no hablen desde lo que escuchan y lo que piensan porque, la verdad, cuando te adentras en el tema te das cuenta que es totalmente diferente a lo que creías. Aunque no lo creas todas las que estamos a favor de la despenalización y legalización del aborto, antes éramos pro-vida y hablábamos de que era un asesinato y todo lo que se repite ahora hasta que leímos sobre, nos informamos bien, formulamos nuestros propios pensamientos y recién empezamos a debatir con las demás personas. Es básicamente deconstruirte de las cosas que estaban construidas, no dejar que te adoctrinen, sobre todo si vas a un colegio católico como nosotras, no permitir que te metan ideas en la cabeza. Y, si están a favor o en contra, no toleren lo intolerable, cuando vean que se torna agresivo, son opiniones distintas, pero no de buena forma. No toleren lo que no tienen que tolerar. Cuando las opiniones pasan a agresividad ya no es algo bueno, sano y no tiene que pasar en la sociedad.

Populares

Aguilares: detienen a un hombre que robó una camioneta

El individuo se apoderó de un vehículo que pertenece a la policía Científica de Concepción y se dirigió a Aguilares donde habría...

El Vicerector y la Secretaria Académica de la UNT dieron positivo el COVID-19

En cumplimiento de los protocolos de bioseguridad vigentes, se suspenden las actividades presenciales en el edificio del Rectorado de la UNT desde...

Se acordó el pago de un bono de $6 mil para los trabajadores del comercio

La paritaria del rubro mercantil, la mayor del país con más de un millón de trabajadores alcanzados, quedó a un paso de...

Trump prometió una vacuna y su distribución inmediata

El presidente estadounidense y candidato a la reelección, Donald Trump, y su rival electoral, Joe Biden, confrontaron este miércoles con dos pronósticos...