Tigre derrotó a Atlético Tucumán y se convirtió en el primer finalista de la Copa Superliga

0

El Matador, que había goleado 5-0 en Victoria, derrotó 1-0 al Decano como visitante con gol de Hugo Silveira y el próximo domingo se juega el título ante el ganador de Argentinos Juniors y Boca.

Tigre derrotó 1-0 a Atlético Tucumán como visitante por la vuelta de la semifinal de la Copa de la Superliga y, con el 5-0 conseguido en Victoria, se mete en la final que se jugará el próximo domingo 2 de junio en Córdoba.

Con una formación ofensiva, Atlético Tucumán intentó ser el protagonista del juego. Empezó bien, generó situaciones, pero sabía que revertir la goleada 5 a 0 de la semana pasada era casi imposible. Pero el Decano lo intentó. Tigre, mientras tanto, buscaba de contragolpe.

Imagen relacionada
El conjunto de Victoria ya se clasificó para el cotejo que se disputará el 2 de junio, en el estadio Mario Kempes.

El árbitro Germán Delfino tuvo una actuación polémica: antes de que terminara el primer tiempo ya había expulsado a dos jugadores del local, Rodrigo Aliendro y Yonathan Cabral, ambos por doble amonestación.

El Decano juega con 9 desde el primer tiempo por las expulsiones del volante y el defensor. Aliendro vio la roja a los 27 minutos por protestar la primera amonestación recibida por parte del árbitro del encuentro. 12 minutos más tarde, al defensor se le salió la cadena y le pegó un pelotazo a Agustín Cardozo, quien había recibido una infracción, y el juez lo mandó a las duchas.

En el complemento llegó el único gol del encuentro. Tras una jugada colectiva trabajada, apareció Diego Sosa por izquierda y metió un centro preciso a la cabeza del uruguayo Hugo Silveira, quien abrió el marcador en el José Fierro, liquidando la serie.

Con un global de 6-0, el equipo de Victoria celebraba el pase a la final. Ya que no había posibilidad alguna que el decano convierta 7 goles.  El ambiente empezó a calentarse en las tribunas: los hinchas de Atlético tiraron enormes pedazos de hielo al campo de juego y algunos se subieron al alambrado provocando una suspensión temporal de las acciones. Finalmente, el partido pudo completarse.

Atlético iba a conseguir un milagro, pero Tigre no le perdonó ni una sola jugada. El balón no pudo entrar para abrir una mínima esperanza a los hinchas tucumanos. Sin embargo, los 90 minutos del partido, los simpatizantes se hicieron presentes, cantando sus canciones y alentando al equipo del “Ruso” con todas sus fuerzas, sabiendo que los jugadores intentaban lo imposible por revertir un 5 a 0. A pesar de la derrota y la eliminación de la Copa, el equipo se retiró del campo de juego con la cabeza en alto y recibiendo aplausos de sus hinchas.

Tigre, el equipo sensación del fútbol argentino, se convirtió en el primer finalista de la Copa de la Superliga y sueña con disputar la próxima Copa Libertadores, aún a pesar de haber descendido al Nacional B. Ahora, el equipo de “Pipo Gorosito” espera para saber quién será su rival (Boca o Argentinos Juniors) en el encuentro decisivo, que se disputará el domingo 2 de junio en el estadio Mario Alberto Kempes de la provincia de Córdoba.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here