21 C
San Miguel de Tucumán
martes, septiembre 28, 2021
InicioActualidadPrueba y error

Prueba y error

La sociedad económica autónoma, esa que vive de lo que produce ya pasó por esto y da prueba concreta de que el confinamiento es un error.

Emprendedores, comerciantes en general, trabajadores ambulantes y otros ya sufrieron en la presentación de la COVID-19 cuando cerraron todo la primera vez.

Sin ganancias, ¿Cómo subsisten?, no se salva ni el negocio ni la familia. El negocio cerrado siguió pagando impuestos a un desaprensivo gobierno que solo busca recaudar, siguió pagando unos insaciables servicios básicos que aumentaron sin piedad, agua, luz ,gas y rigurosas rentas. Muchos perdieron el empleo porque los propietarios fueron los propios empleados para poder seguir, el error del primer confinamiento fue con el desconocimiento de lo que este virus mundial era y de la secuelas económicas que dejó. Familias en ruinas que viven de lo que simplemente producen y que cada vez es menos porque también conviven con la imparable inflación. ¿Porqué el gobierno falló?, falló porque no supo o la inoperancia se evidenció mezclada con la vigente corrupción. El mundo mostró que los países que no consiguieron adquirir vacunas atraviesan ya la tercera ola de COVID-19, Argentina es un país que no puede acceder al ritmo indicado de vacunación y las inoculaciones se hacen con frecuencia irregular. ¿Acaso no vieron venir la segunda ola?, para ello deberían haber preparado medidas que sostengan la economía y que permitan acceder a otro tipo de confinamiento, no tan fatal, no tan desigual. Excepciones impositivas, subsidios comerciales y un estado presente y responsable que haga cumplir severamente la medida básica mundial.

En Argentina todavía hay gente que circula sin barbijo, sin distancia y sin higiene, sin hablar de los políticos que se vacunaron clandestinamente y que cometieron inconductas instando a la desobediencia social.

Williams Fanlo 

willyucr@gmail.com

Populares