Pasá y conocé los extravagantes regalos que recibió Maradona en su primer día como presidente del Dínamo Brest

El "Diez" fue homenajeado por el club y sus hinchas y hasta presenció el primer partido del equipo en la temporada. Para hacerlo sentir como en su casa, los directivos le entregaron dos presentes impactantes.

0

Diego Maradona llegó a Bielorrusia en medio de una verdadera revolución: en su primer día oficial como presidente del fútbol del Dínamo Brest, fue recibido con honores, los fanáticos lo acompañaron en todo el trayecto hasta el hotel, su primer búnker, y mañana se reunirá con el primer mandatario del país, Aleksandr Lukashenko.

Posteriormente, una vez que hizo pie en la ciudad, Maradona fue trasladado hasta el estadio, donde se bañó nuevamente en el calor popular de los aficionados en el primer partido del Dínamo en la temporada. Pero el paseo no lo hizo a bordo de cualquier vehículo: viajó asomado en el techo de su flamante Overcomer Hunta, una exclusiva camioneta anfibia que el club le regaló como parte de las múltiples atenciones que recibió al pisar suelo bielorruso.

Sí, además de la alfombra roja que lo esperó apenas bajó del avión, y de la banda musical que tocó el himno para homenajearlo, Dínamo continuó buscando hacerlo sentir como en su hogar. Por ende, le regaló un anillo de brillantes y… la extravagante camioneta.

La Hunta, de fabricación alemana-bielorrusa, es presentada allí como “el rey de los todoterrenos”. Tiene chasis de fibra de vidrio y un tanque de combustible de 100 litros. Además, ¡puede navegar! Según sus fabricantes, que se inspiraron en vehículos de guerra, flota a razón de 8 kilómetros por hora.

Maradona, de 57 años, firmó un contrato por tres años con el Dínamo, que viene de terminar en la octava posición de la Liga de Bielorrusia. El ex capitán de la Selección tomará todas las decisiones referidas al fútbol de la institución. Incluso, durante su estadía en el Mundial de Rusia, en la cual participó del programa de TV “La mano del Diez”, estuvo trabajando en los refuerzos y le apuntó a un arquero argentino: Cristian Campestrini.

Su desembarco resultó toda una explosión en el país. “Estamos encantados con esta recepción. Esto superó cualquier expectativa y Diego no ve la hora de ponerse a trabajar para devolver tanto cariño y confianza”, explicó Matías Morla, su abogado y apoderado. Porque los sueños del Dínamo no van en tren, ni en avión. Viajan en una camioneta anfibia./Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here