15 C
San Miguel de Tucumán
martes, junio 22, 2021
Inicio Noticias Malestar en el Gobierno por los pronósticos "inconsistentes" del Fondo con la...

Malestar en el Gobierno por los pronósticos “inconsistentes” del Fondo con la economía en 2020

No cayeron bien las estimaciones del organismo más agoreras que el mercado. Creen que solo busca cubrirse en caso de se produzca un mal escenario electoral

Si bien es indudable que el Fondo Monetario Internacional (FMI) está jugando abiertamente para la reelección de Mauricio Macri, los últimos acontecimientos en esta estrecha relación empezaron a trazar cierta “grieta” entre el organismo de crédito y el Gobierno.

Puntualmente, después de aprobar la cuarta revisión del programa con la Argentina, el Fondo recalculó a la baja varias proyecciones de variables clave como el PBI y el crecimiento, por citar algunas.

El FMI, si bien en cada comunicado aplaude los avances que hizo esta gestión en términos del ajuste fiscal y el apretón monetario, es cada vez más pesimista con la Argentina.

Esa visión que plasmaron en el staff report los funcionarios en Washington trajo malestar en el Gobierno. Según trascendió, ahora en el elenco oficial critican de “inconsistentes” los pronósticos del Fondo.

“No estamos de acuerdo con varios de los números que pusieron en la revisión. No se entiende qué quisieron hacer”, explicó un funcionario. 

Las silenciosas críticas tienen que ver, principalmente, por el casi nulo crecimiento que proyectan para el año próximo: el organismo redujo desde 2,2% a 1,1% el PBI del 2020.

Originalmente, en junio del 2018, el FMI tenía un crecimiento del 2,5% para la Argentina. Luego la elevó a 2,7% en diciembre de ese año.Te puede interesar

“No son consistentes con sus proyecciones pasadas. No podés pasar del 2,7% a 1,1%. Además, no tiene sentido ponerle un número, porque los escenarios serán muy distintos si ganamos nosotros o si surgen los Fernández-Fernández. Son pronósticos muy jugados que pueden cambiar dependiendo de cómo salgan las elecciones”, acotan en pasillos oficiales.

“Tienen contradicciones internas. Da la impresión de que quisieron volcar los dos escenarios posibles, uno muy malo que sería el triunfo del kirchnerismo y otro positivo que sería la reelección de Macri, y les salió esto. Algo inconsistente”, se escucha en Gobierno.

¿Pesimismo o cobertura interna?

El Fondo fue lapidario con sus perspectivas hacia adelante y eso generó malestar en el oficialismo. Yendo a los datos y comparaciones, y teniendo en cuenta lo que pensaban en la tercera revisión (abril de este año) y la más reciente, se observan unas cuantas modificaciones “para peor”.

En lo que respecta a los cambios para este año, no hay demasiadas quejas que puedan tener sentido. El Fondo tiene una caída de la economía del 1,3% para este año (desde el 1,2% de abril), muy en línea con lo que muestra el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que hace el Banco Central. 

Pero la mayor disidencia es con lo que espera el mercado para el 2020: tiene crecimiento del 2,2%, según el REM. De eso se agarra el Gobierno para criticar el número del Fondo mientras que las estimaciones oficiales hablan de un PBI subiendo 3,5%, también un pronóstico muy optimista que luce difícil de lograr. 

El escenario del organismo para el año próximo, de cumplirse, sería el de una economía bastante castigada y con pocas chances de recuperar.

Redujo abruptamente el crecimiento del consumo privado desde 6,6% a 1,3%; además aumentó la estimación de inflación desde 21% a 32% para el año próximo. En Hacienda creen que el IPC estará en 25%, más en línea con lo que calcula el mercado vía el REM o FocusEconomics.

“Son notariamente más pesimistas con la economía del año próximo. Pero me parece que es algo apresurado porque no sabemos qué va a pasar en las elecciones. Con lo cual creo que el Fondo tan solo se quiso cubrir en caso de que se produzca el peor de los escenarios posibles”, agregan desde el elenco oficial, dejando en claro que eso se produciría en caso de que retorne el kirchnerismo. 

Para el Gobierno, incluso, las proyecciones carecen de sentido porque el desenlace electoral marcará un antes y un después. Mientras tanto, la relación del gobierno de Macri con el Fondo sigue intacto, al tal punto que el organismo flexibilizó la intervención del BCRA en el mercado de futuros. Más allá de los números más o menos agoreros, el staff del organismo sigue ayudando al oficialismo.

La incógnita es qué pasará en la relación Argentina-FMI si la fórmula encabezada por Alberto Fernández y Cristina Kirchner terminan ganando la contienda electoral.

Más allá de que habrá diálogo, tal como se empezó a tener ahora y más aún porque gane quien gane tiene que renegociar el programa, la clave pasará por un escollo no menor: el año próximo hay elecciones en Estados Unidos y Donald Trump irá por su reelección.

Por ende, el eje del controvertido mandatario estadounidense no va a ser la Argentina, claramente. En ese orden, a Trump le “sirve” más tener a Macri volviendo a ser elegido que lidiar con los Fernández, quienes vienen criticando la relación del Estados Unidos y el Fondo con la administración actual.

“Tendremos la relación que corresponde con un país como Estados Unidos. Hay que convivir, simplemente, hay que respetarse. Si nosotros convivimos con un presidente como Bush, cómo no vamos a poder convivir con Trump”, dijo Alberto Fernández en una entrevista a TN.

Lejos de los abrazos y guiños que tiene el macrismo con la potencia mundial, algo que terminó contribuyendo a obtener el mega desembolso por u$s57.000 millones del Fondo, la relación podría empezar a tensarse a partir de diciembre. Y no por diferencias entre las proyecciones de un lado o del otro.  

Fuente: https://www.iprofesional.com/economia/296445-estados-unidos-fmi-macri-Malestar-en-el-Gobierno-por-los-pronosticos-inconsistentes-del-Fondo

Populares