Liberan a Lula: Tras pasar 580 días preso, el expresidente de Brasil sale en libertad

0

La medida se basa en una resolución que emitió el jueves la Corte Suprema de Brasil, en la que se estableció que, como dice la Constitución, un condenado solo puede ir a prisión una vez se hayan agotado todos sus recursos.

El exmandatario se encontraba en la cárcel desde abril de 2018 tras haber sido condenado por un caso de corrupción.

La decisión del alto tribunal viene a revertir la jurisprudencia que había establecido en 2016, por la que un condenado en segunda instancia podía ir a prisión a pesar de tener dos apelaciones pendientes.

El cambio afecta a más de 4.800 presos, entre ellos Lula.

“Queridos compañeros y compañeras, no tienen dimensión de lo que significa para mi estar hoy aquí con ustedes”, comenzó Lula da Silva, en sus primeras palabras pronunciadas en libertad. “Toda mi vida conversé con el pueblo brasileño, y no me imaginé que el día de hoy iba a estar aquí conversando con los hombres y las mujeres que durante 580 días estuvieron diciendome ‘buen día, Lula’, ‘buenas tardes, Lula’, ‘Buenas noches, Lula’, no importa si llovía, si hacían 40 grados o si hacían cero grados, todo el santo día sus voces eran el alimento de la democracia que yo necesitaba para resistir”.

Desde un escenario montado frente a la sede de la Policía Federal en Curitiba, el ex presidente dedicó unas líneas contra el proceso judicial conocido como el ‘Lava Jato’ y sectores del poder judicial. El petista habló de “travesuras” y “chismes” de lo que llamó el “lado podrido” de la Fiscalía Federal, la Policía Federal y la Justicia. Sectores que, según él, trabajaron para criminalizar a la izquierda, al PT y al propio Lula.

Después, el ex mandatario se tomó unos minutos para agradecer a su círculo íntimo, que trabajó por su libertad, personalidades, organizaciones sociales y su equipo de abogados y colaboradores del PT.

También mencionó a la socióloga Rosángela Da Silva, su pareja y prometida. ”Logré la proeza de estando preso conseguir novia, y que ella acepte casarse conmigo”, dijo antes de besarla entre aplausos.

El fundador del Partido de los Trabajadores salió de la sede de la Policía Federal de Curitiba en la que estuvo recluido en medio de la ovación de cientos de miles de seguidores que se habían congregado a la espera de la liberación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here