19.7 C
San Miguel de Tucumán
domingo, febrero 25, 2024
InicioLocalesEl Oeste II, un barrio arruinado por la violencia y el temor

El Oeste II, un barrio arruinado por la violencia y el temor

Se llama Santiago Villafañe, pero todos en barrio Oeste II lo conocen mejor por un apodo que movería a risa, si no fuera porque desde hace mucho tiempo, está íntimamente asociado con el terror. Porque hablar de “Cara i’ Gota” en el laberinto de edificio de departamentos al que se accede por Belisario Roldán e Italia, es identificar a uno de los responsables de haber convertido a la popular barriada en una zona de guerra.

El miércoles último, Braian “Chiripa” Vélez (23), fue asesinado de un disparo por Mauro Segura. La víctima estaría vinculada a Javier “Chuky” Casanova, mientras que el homicida, respondería a “Cara i’ Gota”. Los vecinos aseguran que esta muerte está vinculada al enfrentamiento que mantienen ambos grupos. Algunos dicen que es por el dominio territorial para vender drogas, otros porque Villafañe se habría transformado en un “batecana”, es decir, en informante de la Policía para recibir algunos beneficios.

“Pueden decir lo que quieran, pero desde hace años que estas porquerías arruinaron la vida del barrio. Ya es hora de que los saquen a todos porque las muertes no van a terminar nunca. Estamos hartos de lo que pasa”, señaló Juana, ama de casa que habló despacio para que sus palabras no fueran escuchadas por las altas paredes de los monoblocks.

“Necesitamos tiempo para reunir más información. Tenemos numerosos testimonios que dan cuenta que hubo un tiroteo previo”, expuso el auxiliar Fernando Isa, siguiendo las instrucciones del fiscal Ignacio López Bustos, en la audiencia en la que le dictaron la prisión preventiva a Segura, acusado de homicidio agravado.

La fiscalía, en base al trabajo realizado por el personal de Homicidios que actuó bajo las órdenes de los comisarios Susana MonteroDiego Bernachi y Miguel Carabajal, está tratando de confirmar una versión según la cual, para saldar una deuda que tenía con “Chuky”, “Chiripa” aceptó balear la casa del supuesto homicida. Este le habría contado la situación a “Cara i’ Gota” que decidió ayudarlo para que concretara su venganza poniendo en sus manos la pistola nueve milímetros que utilizó y de paso demostraría quién manda en ese territorio.

El Oeste II es un complejo de departamentos que fue construido por el Estado para familias de clase media. “Ya casi no queda gente originaria. Casi todos vendieron sus propiedades o las perdieron porque no pudieron sacar a los inquilinos. Preferían entregarlas antes de tener problemas con la gente. Es que aquí las drogas hicieron estragos”, expone Don Juan, un hombre que transita de su jubilación sentado en un banco. “Estos basuras están todo el día buscándose”, añadió.

Al menos cinco homicidios se registraron en los últimos cuatro años en ese barrio. El último, también estuvo enmarcado en un plan de venganza. En noviembre de 2022, Daniel “Fierrito” Luna fue asesinado a balazos por los hermanos Matías y Luciano Sosa y el menor de edad I.A.V.

Según la investigación, la víctima habría sido uno de los soldaditos (personas que trabajan para un transa) que se presentaron en su casa para golpearlos y amenazarlos con matarlos si es que seguían asaltando a las personas que iban a comprar a los quioscos de “Cara i’ Gota”. Esa fue la razón por la que los acusados fueron a cobrarse revancha y se produjo el mortal enfrentamiento.

El fiscal Carlos Sale tenía direccionado el expediente hasta que se presentó Daiana Kermes, la pareja de “Fierrito”. Por su testimonio, se cambió la teoría del caso. La joven, que está vinculada familiarmente a los acusados dijo que “Cara i’ Gota” había entregado las armas que se usaron en el enfrentamiento y que había participado en el homicidio, por lo que Villafañe quedó involucrado en la causa.

“Los vecinos tienen mucho miedo de declarar. Saben que pueden recibir algún tipo de represalia y nos avisaron que sólo lo harán si es que se les garantiza protección”, contó el auxiliar Isa en la audiencia en contra de Segura. En la memoria de los residentes del Oeste II está latente un cruento ataque. A Kermes, meses después de haber ofrecido su revelador testimonio, la esposa de “Cara i’ Gota” y otra mujer le cortaron el rostro mientras realizaba unas compras.

El fiscal Sale logró que un juez pidiera la detención de Villafañe por este caso. Lograron atraparlo en el estadio de San Martín, cuando intentaba ingresar para alentar al Santo. No hubo problemas en el operativo, pero sí se registró una situación insólita. Habría ofrecido una importante cifra para que le hicieran un favor y su situación procesal no se agravara aún más.

Pero más allá de este incidente, la auxiliar Luz Becerra, con instrucciones de Sale, consiguió que un juez le dictara la prisión preventiva por tres meses al considerar que también estuvo involucrado en el homicidio de “Fierrito”.

Sin embargo, sus defensores lograron en impugnación que le otorgaran la libertad, aunque sigue ligado al proceso que se abrió por el crimen y espera ser enjuiciado.

“Parece que siempre seré el responsable de todo lo que pasa en el barrio”, declaró Villafañe en una audiencia. Sus defensores y allegados sostienen que él es blanco de falsas denuncias por parte de la gente de “Chuky”.

“Lo quieren sacar del camino. Hasta hablan que es informante de la Policía. Que pasa datos para que él pueda hacer la suya”, finalizó Juan Carlos, otro vecino espantado por lo que sucede en el Oeste II.

“Entiendo que desde hace tiempo se encendió una alerta en ese barrio. Se vienen suscitando hechos de violencia con un denominador común: el mismo actor”, opinó Ernesto García Biagosch, defensor de los acusados del crimen de “Fierrito”.

“El testimonio de Kermes fue clave para desnudar el comportamiento de Villafañe en estos últimos tiempos. Consiste en manipular testigos y amenazarlos para que cuenten lo que a él le conviene. Ella llevará una marca toda su vida por haberse atrevido a contar la verdad”, añadió.

El letrado aseguró que los hermanos Sosa, después del crimen, se fueron del barrio. “No fue la solución porque los problemas continúan y en todas las investigaciones surge el mismo persona: ‘Cara i’ Gota”, concluyó.

Fuente: Contexto

Populares