11.2 C
San Miguel de Tucumán
jueves, junio 24, 2021
Inicio Actualidad Denuncian que la supervisora Andrea Miguel falseó licencias médicas para viajar a...

Denuncian que la supervisora Andrea Miguel falseó licencias médicas para viajar a EE.UU

En las últimas semanas se dieron a conocer varias denuncias contra la supervisora separada de su cargo Andrea Miguel, que había encendido la polémica tras denunciar nombramientos “irregulares” en Educación.

La ex Supervisora Andrea Miguel pasó de denunciar al gobierno por supuestas maniobras irregulares en la designación de cargos, a enfrentar ella misma una investigación administrativa y cada semana que pasa se dan a conocer nuevas denuncias en su contra.

En primer lugar, la exsupervisora fue denunciada por falsificar certificados médicos para realizar viajes de placer por el mundo. Esta acusación le habría costado el cargo que ocupaba en Educación y que fue el desencadenante de su enfrentamiento público con el gobierno a quien denuncia de perseguirla políticamente.

Dicha investigación habría sido impulsada por las denuncias realizadas por directoras pertenecientes a su agrupamiento y zona de supervisión, quienes habrían manifestado su total falta de gestión durante el transcurso del Ciclo Lectivo 2018, específicamente en fechas cercanas al inicio del receso invernal, en donde es más palpable la necesidad del acompañamiento de las autoridades educativas para planificar la segunda parte del año.

Según transcendidos, Miguel se habría ausentado de sus funciones por haber realizado un viaje de ocio a Estados Unidos, lo que motivó a las autoridades a realizar las acciones pertinentes para verificar, o no, si esta situación era real.

Recientemente, una directora de una escuela secundaria de nombre Patricia Guerra dio a conocer el caso en su cuenta de Facebook. Allí consta, que, de acuerdo a la información proporcionada por la Dirección Nacional de Migraciones del Ministerio del Interior, Miguel se encontraba fuera del país entre los meses de junio y julio del 2018, fecha para la cual habría iniciado trámites administrativos para justificar sus ausencias con excusas médicas. Según Guerra, las licencias cuyo origen investigan, las habría utilizado para justificar su ausencia mientras se encontraba de vacaciones en Disneylandia, en momentos en los que debería haber estado planificando junto a los docentes el desarrollo de clases de la segunda mitad del año.

A raíz de esta situación, desde el Ministerio le habrían exigido explicaciones y al no encontrar satisfactorias sus respuestas, la separaron de su cargo como supervisora, lo que para Miguel fue tomado como “persecución política”, luego de que ella misma denunció ciertas irregularidades por parte de las autoridades.

“Estas actitudes van en contra de lo que se espera de cualquier docente, y sobre todo de alguien con jerarquía como una supervisora, que en varias oportunidades se expresó en forma pública y privada de manera desequilibrada y violenta contra autoridades y colegas del ámbito educativo”, cierra la publicación de Guerra.

Esta última denuncia sobre las actitudes de Miguel tiene correlato en la versión de una madre de la Escuela Secundaria Congreso de la Capital, que asegura que la exsupervisora solía maltratar a los docentes que se encontraban bajo su supervisión.

Sandra Brito, quien sostiene ser madre de una egresada de la institución que pertenece a su agrupamiento, relató en su cuenta de facebook una serie de situaciones que presuntamente se vivieron dentro de la escuela: “Soy madre de una alumna egresada de la Escuela Secundaria Congreso de Tucumán. Quiero expresar que la ex supervisora Andrea Miguel es una persona que hizo mucho daño. Yo vi y escuché sus gritos, malos tratos y humillaciones a la directora de la escuela y también como nos arruinó la cooperadora como si estuviera empeñada en destruir el edificio. No nos dejaba tocar la plata para hacer ningún arreglo ni mejora, siendo que todas las aulas tienen ventiladores y aire acondicionado por cómo trabajamos con mucho cariño.”

A su vez dijo que “se cansó de poner nerviosa y atacar a la directora en presencia de otras personas, se maneja a los gritos y no respeta a nadie. Ahora la veo en la tele hablando mal de la escuela donde estudió mi hija y a la que ella le hizo y le hace tanto daño. Tenga vergüenza, hágase cargo y cállese señora Andrea Miguel, deje de mentir y hacer política con la educación”.

Fuente: Primera Fuente Tucumán

Populares