12 C
San Miguel de Tucumán
viernes, septiembre 17, 2021
Inicio Actualidad Condenaron a prisión perpetua al femicida de Brenda Micaela Gordillo

Condenaron a prisión perpetua al femicida de Brenda Micaela Gordillo

Naim Vera Menem asesinó a la joven catamarqueña y quemó el cuerpo en una parrilla. “Actuaron con una perspectiva de género contundente”, dijo el abogado de la familia sobre el trabajo de la fiscalía y la querella.

Nain Vera Menem, de 21 años, fue condenado a prisión perpetua por el femicidio de su novia, Brenda Micaela Gordillo, la joven que en marzo de 2020 fue asfixiada y calcinada en Catamarca.

Luego de siete días de debate, el tribunal de la Cámara Penal N°1 de Catamarca, integrado por los jueces Fernando Esteban, Mauricio Navarro Foressi y Carlos Moreno, condenó a Vera Menem por “homicidio doblemente calificado por mediar una relación de pareja y por femicidio”.

El hecho ocurrió en horas de la madrugada del 1 de marzo de 2020, cuando Vera Menem fue junto a su novia a un departamento tipo dúplex, que era de su abuela, situado frente a la Universidad Nacional de Catamarca.

Allí, después de una violenta discusión, el joven asfixió a su novia, de 24 años, quemó el cuerpo en una parrilla y abandonó una parte de los restos en un contenedor vecino al departamento y otra a un costado de la ruta provincial 4, a la altura de la quebrada del río El Tala.

Tras el crimen, el agresor, un joven de 19 años, confesó ante la Policía
Tras el crimen, el agresor, un joven de 19 años, confesó ante la PolicíaFacebook

Tras desechar el cuerpo se fue a su casa, cambió su vestimenta y al día siguiente por la tarde, en compañía de un abogado, se presentó en la Brigada de Investigaciones de la Policía de Catamarca para entregarse.

Allí, Vera relató que había mantenido una discusión violenta con su pareja y que ella se había muerto “al caer por unas escaleras”.

Fue en este punto donde el femicida omitió la verdad. La autopsia determinaría después que la joven falleció por asfixia mecánica y que intentó defenderse de su atacante. Bajo sus uñas había rastros de piel de su novio. Además, el agresor tenía marcas de rasguños en sus brazos.

Fuente: Télam

Populares