20.6 C
San Miguel de Tucumán
martes, junio 22, 2021
Inicio Deportes Adrián Seco: un camarógrafo con un proyecto de autosustentabilidad va por la...

Adrián Seco: un camarógrafo con un proyecto de autosustentabilidad va por la presidencia 2020 de San Martín

Adrián Seco, fotógrafo y camarógrafo de 46 años estuvo con VENTANA DEL NORTE y contó cómo llegó a querer postularse a las elecciones 2020 a candidato a presidente de San Martín de Tucumán. Dio detalles sobre la base de su proyecto de autosustentabilidad para la institución y habló sobre el cambio de rumbo que necesita el club.

Hace un tiempo atrás comenzó su pasión por la fotografía y el video de forma causal. Comenta el camarógrafo que cree en las causalidades y no en la casualidades.

“Y esa causalidad quiso que tenga ese perfil artístico. La fotografía y el video potenció mi vida. Estaba en la escuela secundaria y comencé a trabajar en el video. Me apasiona y me gusta mucho y también logré como autodidacta enseñar todo lo que aprendí, pasé por programas de televisión, fotografía artística, modelajes y comercial. Podría decirse con una experiencia variada en el tema de la imagen.”

Seco se considera más camarógrafo que fotógrafo. Para él, el ambiente de la imagen es dinámico ya que conoces lugares, espacios y mucha gente. Estando detrás de cámara no se habla mucho, debes estar en silencio que, para el artista, te enriquece como persona; cuando más escuchas, más aprendes.

En la actualidad está trabajando en la UTN frente a una cámara. También trabaja, filmando los partidos, en el estadio de San Martín de Tucumán en un lugar que se llama mangrullo, que se encuentra arriba de la platea. Cuenta Seco que sigue trabajando con la cámara y la fotografía ya que es su medio de subsistencia y por ahora, no lo puede dejar.

Su vocación y pasión por el arte fotográfico sigue intacta. Fanático racional de San Martín de Tucumán, y no irracional. Detalla un “no irracional” porque afirma que existe una diferencia muy grande entre la pasión y el amor. El amor para Seco es comprensión y racionalidad y la pasión, por el otro es irracional y lleva a la destrucción. El hincha pasional ama sólo una parte de la institución, no toda. No entiende sobre el juego, que a veces se pierde y otras se gana. En cambio, en una persona que ama la institución, sabe que no debe destruirla porque se pierde.

El amor por el deporte del fútbol en Adrián Seco existe, tanto como por la imagen. Expresa que el futbol integra todos los segmentos de la sociedad. “Es como sociológicamente donde vas a descargar los problemas que llevas adentro.” Es donde sociabilizas, y encontrás una familia.

“Por el trabajo no podía ir como hincha. Estoy en un lugar que se llama mangrullo arriba de la platea. Filmando. Nunca me toco ir a la popular, a compartir con esa gente. Pero para tener el conocimiento de eso tenía que ir e involucrarme con la gente que va a esos lugares, para entender cómo es su pensamiento, qué es lo que piensan y qué es lo que a ellos les gusta para, de acuerdo a eso, ir cambiando cosas. Vos podés ir cambiando cosas en función a lo que conoces, las necesidades de la gente. Comencé a ir a la popular y a entender como es ese paradigma que se maneja dentro de los hinchas. Y por qué razones se entrelazan como familia y muy fuerte.”

Se considera un aficionado de San Martín, pero no solamente por el club de futbol sino todas las disciplinas. “Porque como soy camarógrafo deportivo, conozco de veo todas las disciplinas y me apasiona. Tomo conceptos de cada una de ellas para hacerme una idea realista de como son los deportes y de cómo cumplen su función y su rol fundamental en este tiempo en el que vivimos, en que es sacar chicos de la calle, de dar un medio de vida y existencialismo a personas que quizás si no estuvieran haciendo ahora el deporte estarían en otra cosa que no quisiéramos que sea así.”

El fútbol es un deporte hermoso, expresa Seco, pero es sólo un deporte y hay que entenderlo como eso. “No hay que matar, no hay que suicidarse porque un equipo no gane, simplemente entender como deporte, es difícil porque le gente es irracional, no lo entiende. Pero uno llega a una madurez donde ya entiende como es lo dirigencial y ya empieza a ver desde otro punto de vista. “

Comenta que, para eso, se necesita una persona como presidente, que tenga una actitud visionaria, no vea solamente lo que está al frente. Sino que tenga una bifocalidad: el frente es el foco y atrás con una profundidad de campo hay acciones que pasan y también necesitan de ser enfocadas. Palabras haciendo analogía con la fotografía.

¿Qué te llevó a pensar en la candidatura para presidente de la institución San Martín de Tucumán?

Siempre fui hincha de San Martin y también de River. Pero la racionalidad me fue llevando a entender que soy tucumano, y tengo que hinchar por el equipo de Tucumán. Y que el futbol genera recursos económicos y esos recursos tiene que quedarse en las sociedades. Y que las oportunidades hay que dárselas a la gente de Tucumán, con las cuales convivimos.

Alguien decía que acá recursos humanos hay muchos, oportunidades son las que faltan. Entonces eso me llevó a pensar que hay que trabajar para cambiar las cosas que ya están instauradas.

Hay ciertas limitaciones que pasan en todos los ámbitos en Tucumán, a veces los tucumanos son muy cerrados a hacer cosas. Y por ejemplo, empresarialmente: nadie arriesga a hacer algo diferente, sino que es una copia de lo que ya se hizo o de lo que alguien hace y le va bien. Entonces copiamos eso, ese patrón de conducta nos llevase a todos a ser exitosos.

Yendo a la cancha y viendo algunas cosas que a mí me parecía que estaban mal y que se podía cambiar es lo que me llevó a querer un cambio en San Martín.

¿Cuál sería tu plan?

Mi plan tiene que ver con la autosustentabilidad. El problema del club San Martín tiene que ver con que es autosustentable, pero genera y han generado un pensamiento y un paradigma que es difícil romperlo en la sociedad tucumana en creer que solamente la gente que tiene poder adquisitivo, que los empresarios pueden cambiar esos paradigmas. La gente cree que alguien viene a hacer filantropía con el club y no es así. Porque San Martín es una entidad que es %100 autosustentable. Lo que pasa es que tiene malas administraciones, entonces el concepto administrativo es lo que falla. Si vos no tenés autosustentabilidad como club, siempre vas a ser dependentista y la idea de una sociedad civil como es San Martín de Tucumán no puede estar centrada en que alguien venga a poner el dinero, sino que se tiene que poder manejar con sus propios recursos porque perdería el sentido de una institución. Es una institución dependentista lo cual es malo para la misma.

¿Cómo generarías esa autosustentabilidad en la institución?

Salvador Dalí decía “si Pablo Picasso pintase una réplica de cualquier artista desconocido, no sería una réplica sería un Picasso. Si Salvador Dalí pintase una réplica de cualquier artista desconocido sería un Dalí no una réplica”. La gente está convencida que son los empresarios quienes pueden cambiar el rumbo de San Martín, y no una persona común y corriente. Porque ellos son los “Salvador Dalí y los Picasso” que pintan mejor, pero hay personas que están ahí en cualquier lugar de Tucumán que tienen capacidades, que son artistas en diversos sentidos, y que también pueden cambiar esos paradigmas.

Por lo tanto, para que una institución sea autosustentable primero hay que determinar si es autosustentable de acuerdo a la clientela que tenga, en este caso que son los hinchas. San Martín tiene más del 50% de hinchas y tiene el segmento A B y C de la venta. Porque el pobre hincha, el clase media es hincha, el millonario y el multimillonario es hincha de la institución, o sea que los tres segmentos de la venta están cubiertos y ¿por qué no tiene socios? Porque no se los quiere hacer, es simplista. ¿Por qué si yo tengo los tres segmentos de la venta no vendo? Es porque no quiero vender, no es porque no tengo al cliente para poder vender.

La capacidad del estadio es de 25.000 personas, lo que tenes que hacer es quitar las entradas. No vender más entradas. Para poder entrar al estadio tienen que hacerse socio. Solamente los socios irían.

Para lograr eso tenés que amoldar o ajustar la institución a los términos administrativos.

Primero hay que acomodar la parte institucional. Tener la forma de poder cobrar no solamente en efectivo. Por eso digo que es una trampa instaurada para que no suceda la autosustentabilidad. Porque si yo como administrador te quito la posibilidad de percepción y de ingresos por distintos medios, te estoy quitando esa posibilidad de sustentabilidad.  

Como comisión directiva de un club te hago perder tus derechos estoy haciendo un ilícito contra vos, que sos socio y tenés un derecho. Porque la base sustentable de una sociedad civil es que sean socios, porque si no, no sería sociedad, sino seria unilateralidad. El concepto entonces es simplista, como el creer es simplista, pero no todos creen por más bueno que seas o por más bien que hables. Esa simplicidad es difícil entender.

Nada se puede hacer si uno no cree en sí mismo, yo estoy convencido que se dé la posibilidad de implementar la autosustentabilidad, capaz que no es ahora para el 2020 o el 2023 o el 2026, pero siempre la posibilidad va a seguir latente. Yo soy una persona que esta buscando el cambio y esta esperando que algo pase, pero estoy. Y si pasa ahí estaré.

¿El pobre cómo haría para que se haga socio, aunque no tenga la plata?

 El pobre va si o si, porque no se trata solamente de que el equipo juegue, sino que hay otra pasión en escondida y tiene que ver con su realidad de pobreza. Él tiene una necesidad que va más allá del equipo, porque él también se luce detrás de ese equipo. Es una necesidad interior que no tiene que ver con el equipo de fútbol, sino es una necesidad ya psicológica que hace esa adicción porque son adictos a ese club, entonces ellos si van a pagar.

¿El ser socio, los abonos, cobraría lo mismo que sería pagar las entradas anualmente?

Primero habría que habilitar la funcionalidad administrativa de poder recibir tarjetas de débito o de crédito u otras formas de pago, para que se dé la posibilidad de autosustentabilidad. Después hacer una campaña de concientización, aunque uno como comisión directiva puede determinar que en el club no se venda más entradas y se entre con el carnet de socio. No es algo que sea discriminativo, es algo que está en tu potestad de hacer si sos comisión directiva. Como en todo lugar, tenés derecho de admisión o no, las reglas de San Martín tendrían que ser que todos sean socios. No es porque el hincha quiera o no y vos como administrador no podés ir en contra de lo que la institución requiere, no podés, si no te dan los números ir en contra de tu misma institución. Por lo tanto, tenemos que decir “señores si ustedes no se hacen socios la institución no puede subsistir” y no puede ser dependentista de alguien que le preste dinero para que pueda seguir adelante, porque ahí estaríamos cometiendo un gran error, estaríamos perdiendo nuestros activos intangibles, y perdiendo nuestro patrimonio, como ya se está haciendo.

Primero la institución, después el fútbol. Si tenés activos fijos, podés determinar 4% para inferiores un 10% para todas las disciplinas un 40% por ejemplo, para institución y el fútbol, pero tenés que hacer un prorrateo de lo que le tenés que dar a cada uno equitativamente conforme a lo que produzca. Y vos no tendrías solamente los activos que te generan los 25.000 mil hinchas que van a la cancha, sino que también las disciplinas, conformándolas y haciéndolas más fuertes, se harían más socios aún si no fueran de San Martín. Porque se han visto que hay hinchas de Atlético Tucumán que juegan la disciplina del hockey y son socios de la institución o viceversa.  

El problema es que no hay una disociación de lo que es un equipo de futbol y lo que es una institución. Entonces hay que educar, hay que decirle al hincha que hay una institución que se debe cuidar.

¿Cómo le demostrarías a la gente de San Martín que este cambio que propones es bueno?

Sea Adrián Seco que llegue sea cualquier presidente, cualquier comisión directiva, el que San Martin tenga socio es algo que es necesario y es una cuestión política no de decisión de los demás hacerse socio.  

El problema del tucumano es que no se proyecta en el tiempo, vive el presente. No hace proyecto a largo plazo. Y si por “x” motivo Adrián Seco no pudiera llegar, hay que comenzar lo mismo a hacer el cambio.

Muchos te dicen que lo que planteo es un proyecto a largo plazo. Bueno, pero ¿cuál es tu día cero de tu largo plazo? Comencemos ahora, porque si este es el día cero, dentro de cinco años del proyecto, que, puesto a largo plazo, ya vamos a recorrer un camino. Si en 2020 Adrián Seco no sale presidente de San Martín, pero ya comenzó el día cero, de un cambio generacional y un cambio que tiene que ver con la culturalización del hincha, de decirle “es necesario que tomes consciencia y es necesario que te hagas socio”.

San Martín es también es una sociedad civil sin fines de lucro y tiene que pensar por lo tanto en la comunidad, no podemos gastarnos todo en futbol. Porque si no todo es vanidad, vanagloria y trascendencia.

Hay que pensar también en función social, porque si sos una institución de sociedad civil, el civil tiene que pensar que hay algo más trascendente que solamente el fútbol. No es que no sea un aficionado del deporte, me encanta el fútbol, pero hay que sentir y ver más allá de eso. Hay que ver por lo nuestro, por las inferiores y por todo. Y como te decía al principio de la nota recursos humanos es lo que sobra, oportunidades son las que falta.

Por Valentina Kreisel

Populares