Yerba Buena presentó un protocolo para regresar a las clases presenciales

El intendente Mariano Campero, envió al Comité Operativo de Emergencia un protocolo para el retorno de las escuelas y colegios. "Estamos muy preocupados por la alta tasa de deserción escolar", explicó el jefe municipal.

12

A pesar de los más de 400 contagios diarios de coronavirus que Tucumán registra en las últimas semanas, Yerba Buena solicitó este miércoles al Comité Operativo de Emergencia reabrir las escuelas y colegios para el regreso de las clases presenciales.

La novedad fue anunciada por el intendente Mariano Campero, que explicó que esta solicitud se debe a la alta tasa de deserción escolar ocurrido durante la pandemia. “La educación es una prioridad para nuestra gestión. Por eso hemos presentado hoy en el COE un protocolo para retomar las clases de manera presencial, tanto para los establecimientos públicos como privados”, detalló el jefe municipal en Twitter, donde luego justificó su solicitud.

“Estamos muy preocupados por la alta tasa de deserción escolar debido a que muchos alumnos no tienen las herramientas para seguir las clases virtuales. Desde el Estado tenemos la obligación de acompañar a los alumnos”, señaló Campero, que atraviesa su segundo período de gestión frente a Yerba Buena.

Según el protocolo presentado ante el COE, uno de los cambios que se aplicarían para el regreso a las aulas es una modificación de manera temporal de los horarios de Ingreso, con una permanencia de dos horas reloj en las Escuelas y Colegios por Nivel. “Sugerimos que sean de 9 a 11 AM y de 14 a 16 PM, pero de acuerdo a la funcionalidad de cada Escuela y Colegio, cada una de las Instituciones podrá elegir en qué horarios desarrollar y cumplimentar con las dos horas reloj por turno”, remarcaron.

Además, las Instituciones Educativas permanecerán abiertas al público y a la población escolar lunes y martes, y jueves y viernes, dejando los días miércoles para desinfección y limpieza general profunda a cargo del Personal Auxiliar de cada una de ellas.

En cuanto a la presencia en las aulas, los grupos de clases serán reducidos, ya que se trata en esta primera de instancia de permitir retornar a las Instituciones Educativas “a aquellos niños y jóvenes que hoy se encuentran en riesgo pedagógico y en extrema vulnerabilidad”. “Estipulamos que por clase no haya más de 10 (diez) alumnos y, en caso de haber más por su situación, los mismos deberán dividirse para no superar esta cantidad. En ningún caso, la clase podrá contar con más de 10 (diez) alumnos”, aseguraron.

Fuente el tucumano

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí