Un hombre fue condenado por abusar de su hija durante 10 años, pero continúa en libertad

La denunciante reclama la acción de la justicia puesto que su padre continúa en libertad a pesar de haber sido declarado culpable y condenado a 16 años de prisión en 2019.

3

B.A.R, denunció a su progenitor Néstor Germán Juárez en 2007 por abusos sexuales que comenzaron en 1997. A pesar de haber sido declarado culpable y condenado a 16 años de prisión por abuso sexual con acceso carnal agravado en 2019, el imputado continua en libertad.
Mientras la denunciante tuvo que mudarse de provincia y cambiar su apellido luego de los ataques, el culpable continua en libertad sin mayores complicaciones para llevar adelante su vida cotidiana. “Estoy viviendo en otra provincia porque hace muchos años que presenté mi denuncia en 2007 y, aun así, después de tantos años, mi abusador sigue libre teniendo una condena de 16 años”, expuso en diálogo con eltucumano.com.
La denunciante y su madre recibieron apoyo de la Fundación Pañuelos Amarillos que acompaña a las víctimas de abuso sexual infantil en Tucumán. Con el acompañamiento de esta organización, decidieron dar a conocer el caso de manera pública para visibilizar la numerosa cantidad de casos similares, en los que pareciera que los abusadores tienen más derechos que las víctimas.  
A pesar de haber obtenido sentencia y tras varias apelaciones, el abogado del acusado planteó un recurso de casación y la causa debe volver a la corte Suprema de Justicia de la Nación. Mientras tanto, el abusador de B.A.R, sigue suelto.
“La justicia, no existe en Tucumán”, sentenció la denunciante y aseguró que no se les brinda la protección y contención que deberían darle las víctimas de abuso sexual. “Se violan sus derechos y además hay que esperar muchos años para tener una condena.Muchas veces se dejan abandonadas las causas. Es una justicia que no tiene empatía y donde hay impunidad. Le dan tantas oportunidades a un criminal, a un violador para que no cumplan con su condena”, agregó.
En esta dirección, la joven denunciante en una fuerte crítica al accionar del poder judicial de Tucumán, reclamó que lo mínimo que se puede hacer, luego de tantos años de dolor es que el culpable cumpla la condena. 
“Necesitamos Justicia para poder seguir adelante. Para tapar, aunque sea un poquito el dolor. No hay justicia ni años que puedan pagar tanto sufrimiento, y tristeza con la que una víctima tiene que vivir. Alcanza, apenas para poder seguir adelante. Es importante que te crean, que te acompañan, la única contención que tengo es la de pañuelos amarillos, que son las que me acompañan. Hoy puedo tener voz y pedir Justicia junto a mi mamá y mis hermanas”.

Fuente el tucumano

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí