Trump, al borde del segundo juicio político

La votación se espera para alrededor de las 18 horas de Argentina, pero los principales medios estadounidenses ya adelantan que la bancada republicana, minoritaria en la cámara baja del Congreso, da por perdida la batalla

5

Trump se encamina a convertirse en el único presidente de Estados Unidos sometido a dos juicios políticos
La tensión crecía este miércoles en la Cámara de Representantes de Estados Unidos con el pasar de cada discurso y la inminente aprobación de la apertura de un segundo juicio político a Donald Trump, algo inédito para el país, apenas una semana después de que cientos de sus partidarios atacaran el edificio del Congreso y a solo siete días de la asunción del mandatario electo, Joe Biden.

La votación se espera para alrededor de las 18 hora de Argentina, pero los principales medios estadounidenses ya adelantan que la bancada republicana, minoritaria en la cámara baja del Congreso, da por perdida la batalla.

Trump instigated a violent insurrection against our democracy AND our country.

He MUST be held accountable.

Period.— House Democrats (@HouseDemocrats) January 13, 2021

Apoyo republicano
Mientras que el inicio del juicio político del año pasado no contó con el apoyo de ningún congresista republicano, al menos cinco ya anunciaron su intención de romper con la línea del partido y sumarse a los demócratas, con los que coinciden en que Trump es un peligro para la democracia, incluso en su última semana en el cargo.

Una de las republicanas rebeldes es Liz Cheney, la número tres del partido en la cámara baja y, dado su cargo, algunos de sus correligionarios ya pidieron que la fuerza política le quite ese lugar en la jerarquía del pleno.

Advertencia por la violencia
El pasmoso colapso de la Presidencia de Trump se suma a la advertencia de las autoridades de que sus seguidores podrían incurrir en nuevos actos de violencia y deja a la nación en una coyuntura inédita de tensión y temor a días de la asunción de Biden el 20 de enero.

Por eso, el Departamento de Defensa autorizó el uso de armamento por parte de los 15.000 miembros de la Guardia Nacional desplegados en Washington para garantizar la seguridad del Capitolio durante el debate del juicio político, según informó el capitán Chelsi Johnson, vocero de la Guardia Nacional en la capital.

Este miércoles, en algunos pasillos secundarios del Capitolio se pudo ver bien temprano a decenas de miembros de la Guardia Nacional vestidos en camuflaje durmiendo o descansando en el suelo, una imagen que marca el masivo despliegue de fuerzas federales que se verá hasta el próximo miércoles, cuando asuma Biden.

El Departamento de Defensa autorizó el uso de armamento por parte de los 15.000 miembros de la Guardia Nacional desplegados en WashingtonEl Departamento de Defensa autorizó el uso de armamento por parte de los 15.000 miembros de la Guardia Nacional desplegados en Washington

Los cargos
El segundo juicio político a Trump será por el cargo de “incitación a la insurrección”.

El texto de cuatro páginas con la acusación de juicio político se centra en las denuncias sin fundamento de Trump de fraude en las elecciones del 3 de noviembre y su discurso del 6 de enero alentando a sus partidarios a marchar al Congreso, horas antes de que estos irrumpieran en el Capitolio, se enfrentaran con la policía y sembraran el caos.

Here is the article of impeachment I just introduced, along with 213 colleagues, against President Trump for Incitement of Insurrection.

Most important of all, I can report that we now have the votes to impeach. pic.twitter.com/RaJIjzQSvm— David Cicilline (@davidcicilline) January 11, 2021

El ataque ocurrió mientras los legisladores certificaban la victoria electoral de Biden.

Trump advirtió el martes a los legisladores que no den este paso e insinuó que la intención de destituirlo, y no sus acciones y dichos, es lo que profundiza las divisiones que arrastra el país.

“Continuar por este camino, creo que está causando un enorme peligro para nuestro país, y está causando una enorme ira”, dijo el presidente republicano, en sus primeras declaraciones desde el asalto al Capitolio, que dejó cinco muertos.

El mandatario afirmó que no hizo nada malo y no envió ninguna condolencia a los familiares de los muertos o a los heridos, y solo dijo no querer más violencia.

Pero aunque este nuevo juicio político provocó una nueva polarización extrema entre republicanos y demócratas, esta vez el apoyo a Trump es menos homogéneo y, aún entre los que votaron en contra, menos efusivo.

A diferencia de hace un año, Trump llega debilitado a este eventual impeachment, tras haber perdido las elecciones de noviembre pasado y también la mayoría republicana en el Senado, que es la cámara que lleva adelante el juicio político.

El líder de los republicanos en el Senado, MItch McConnell, está enfrentado ahora con Trump tras haberle sido leal durante casi todo su mandato, y no está claro qué podría pasar en el juicio político.

De todos modos, se presenta como bastante improbable que los demócratas reúnan las dos terceras partes de las bancas, los votos necesarios para destituir al mandatario en el Senado.

Fuente: Télam

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí