Se sigue destapando la olla de la corrupción del FIFA-GATE en la Corte de Brooklyn, donde se sigue el juicio al paraguayo Juan Angel Napout, ex capo de la Conmebol, el brasileño José María Marin, ex titular de la CBF, y al peruano Manuel Burga, ex presidente de la Federación de Fútbol de su país. Este lunes declaró José Hawilla, el brasileño dueño de Traffic, quien en 2015, al destaparse el escándalo, se había confesado culplable por sobornos.

El brasileño, de 73 años, confesó sobornos a Nicolás Leoz, ex presidente de la Conmebol, actualmente con prisión domiciliaria en Asunción, a Julio Grodona, fallecido presidente de la AFA, y el brasileño Ricardo Teixeira, ex titular de la CBF. El propietario de Traffic admitió que le pagó a Leoz desde 1991 un monto no recordaba y que giraba entre los 400.000 y 600.000 dólares.

Hawilla había firmado un contrato por derechos de Copa América y cubrió los torneos desde 1993 hasta 1997. Además, contó que se arrepintió de haber pagado ya que el dio lugar al paraguayo para que siempre pida dinero en las renovaciones. “Fue un error”, dijo el empresario, según el testimonio que reveló el periodista Ken Bensinger, que cubre el juicio para Buzz Feed News.

El empresario recordó que en Noviembre 2011, Traffic demandó a la Conmebol por romper el contrato de Copa America, y después el juicio se extendió a todas las Federaciones sudamericanas. “Para resolver la pelea, Full Play (la empresa de Hugo y Mariano Jinkis) ofreció a Traffic que se hagan socios y administrar la Copa America juntos. Pero también insistió que Torneos tenga participación. ¿Por qué? quiso saber Traffic. La respuesta: Porque Grondona lo quiere así”.

El brasileño opinó que esto fue porque Grondona recibió muchos de sus sobornos a través de Torneos, y por la participación de la empresa de Alejandro Burzaco (el argentino que era el CEO) pudo garantizar que recibiría mas.

Hawilla dijo que les pagó los sobornos a Leoz para que firmara los contratos de Copa America, y a Grondona y Teixeira para garantizar que los mejores jugadores de sus selecciones participaran en el torneo. Y esto vale recordar un antecedente: en 2001 la AFA retiró a la Selección de la Copa América de Colombia por cuestiones de seguridad, fue la única del continente. Aunque otros equipos, como Paraguay y Brasil, fueron con mayoría de suplentes.

Los Jinkis están a la espera de un juicio por el pedido de extradición de la Justicia de Estados Unidos. No pueden dejar Argentina por orden judicial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí