Claudia Salas, Fernanda Chacana, Adriana Heredia y Priscila Flores son cuatro jóvenes de entre 23 y 24 que forman parte del contingente que se sintieron estafados por la empresa NOA Turismo. Tanto a ellas y otras 58 personas que hicieron el sacrificio de pagar una suma de más $8.000 por un paquete de 10 días, les rompieron la ilusión de las vacaciones soñadas y tuvieron que vivir una pesadilla durante un viaje de 36 horas para llegar a Mar del Plata. Una vez allá quedarse sin alojamiento y comenzar con la incertidumbre sobre su estadía y luego sobre su regreso. Ventana del Norte charló con ellas y nos contaron cómo vivieron estos días.

Fernanda Chacana y sus amigas trataron de sobrevivir y pasar los días de la mejor manera posible,  con la plata que tanto trabajo y sacrificio les habían costado llevar para vacacionar están cubriendo los gastos de comida y hotel que ya habían sido pagado en el paquete con la empresa de turismo.

Claudia Salas trabaja como acompañante terapéutico y estudia Veterinaria en la Fac. Agronomía y Zootecnia de la UNT,  es su primer viaje a Mar del Plata, y sus primeras vacaciones con amigas.

“Es horrible tener que pasar por esto, renegar, viajar pasando frio en un colectivo horrible. Pero a pesar de pasarla mal tratamos de ponerle onda para que no sea un mal viaje”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Se encuentran alojadas en el Hotel Águila Blanca, pero la primera noche tuvieron que pagar un lugar, luego lograron hacer un arreglo con Mariano Juárez, uno de los dueños de la empresa con quien se comunicaron para que les mandara dinero para hospedarse. Sin embargo el hotel tampoco es lo que esperaban las chicas para pasar sus vacaciones. “Hice un gran esfuerzo para poder venir, tenía la plata justa para traer porque trabajo solo los fines de semana”, sostuvo Claudia.

“Este viaje lo venimos proyectado desde diciembre de 2016, toda la ilusión de un año se fue. Tratamos de relajarnos y vivir los pequeños momentos y disfrutar que estamos aquí, pero volvemos al hotel y volvemos a preocuparnos y a pensar si vendrá o no el colectivo, y nos ponemos mal. Aparte de eso también está la angustia de nuestros familiares”, relató Fernanda a Ventana del Norte.

La mayoría de los pasajeros realizaron la denuncia ante Defensa del Consumidor de Mar del Plata y en la Dirección de Turismo de la provincia de Buenos Aires. También confirmó que toda la documentación la presentarán en nuestra provincia ante la fiscalía que corresponda. Dentro de las personas que viajaron se encuentran menores, mujeres embarazadas, personas mayores y personas no videntes. Entre ellas Fabiana Vergara quien ejerce el periodismo en nuestra provincia y que gracias a un video que subió en las redes sus colegas se hicieron eco del hecho y se solidarizaron para que esto se conozca.

“Si no hubiera sido por ella no hubiera intervenido nadie, de Tucumán solo tuvimos ayuda de los medios. Pero por parte de gobierno aun no escuchamos nada de nadie”, afirmo Fernanda.

Por parte, sin embargo no todo fue desesperación y por parte del Ente de Turismo de Mar del Plata tuvieron mucha ayuda durante sus días allá. Tanto para conseguir hospedaje como para conocer el tan ansiado mar.

Las llevaron a las playas publicas que el gobierno habilito este año y que cuentan con reposeras, sillas, espacios para lonas, duchas exteriores, baños, lockers con cargador de celular, puestos de bebidas y agua caliente para mates. Además también hay servicio de wifi, juegos deportivos y recreativos para los niños y clases de zumba para las mujeres. Todo esto se da de forma gratuita en Playa del Museo y Playa Constitución.

Los turistas son trasladados en colectivos dispuestos también por el ente de turismo.

 

“Nos trataron re bien y sobre todo nos contuvieron porque nosotras desde el domingo hasta el sábado no habíamos podido hacer ni un día de playa, que es para lo que uno viene, a disfrutar de la playa y del mar, y más para las que vienen por primera vez y especialmente para las personas no videntes que querían tener su primera experiencia con el mar, ellos no lo pueden ver pero lo querían sentir, era una de las cosas que estaban frustradas pero que al final se logro gracias al ente de turismo de Mar del Plata, quienes gracias a una silla anfibia pudieron hacer que las personas no videntes ingresen al agua, y todo eso fue una contención hermosa, un día hermoso. Pero al final del día uno llega al hotel y lamentablemente vuelve a pensar en lo mismo”, finalizó Fernanda.

Hasta el momento todo lo que la empresa de turismo había prometido no se cumplió por lo que todo el grupo sigue con la incertidumbre sobre si habrá o no un colectivo para su regreso a la provincia. En el caso de que el día previsto para el regreso el colectivo de la empresa NOA Turismo no aparezca, el Ente de Turismo de Mar del Plata y la provincia de Buenos Aires ya interfirieron para darles una solución. A su vez nos comentaron que por la parte del Ente de Turismo de nuestra provincia no tuvieron ninguna respuesta o solución para ayudarlas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí