El juicio contra Lautaro Teruel por doble abuso sexual, y que tiene a Silvio Rodríguez y Gonzalo Farfán como coimputados en la segunda causa, continuará hoy desde las 8.30 con las réplicas y dúplicas de las partes, y luego se espera que el Tribunal de Juicio presidido por la jueza Carolina Sanguedolce, y lxs vocales María Gabriela González y Pablo Farah dicte la sentencia. 

El fiscal Sergio Federico Obeid pidió 17 años de prisión para Teruel por las dos causas acumuladas, mientras que para Rodríguez y Farfán solicitó 8 años de prisión. 

Teruel llegó a juicio acusado en dos causas diferentes. En el primer expediente está imputado por los delitos de abuso sexual con acceso carnal continuado, agravado por el daño en la salud de la víctima, en concurso ideal con exhibiciones obscenas, corrupción de menores doblemente agravada por tratarse de una niña y por mediar engaño. 

La defensora de género que representa a la víctima de esa causa, Liza Medrano, pidió 15 años de prisión efectiva para Teruel. Señaló la importancia del testimonio de la víctima, las secuelas que persisten en su salud y dijo que por tratarse de hechos de violencia de género, esto obliga a apartarse del mínimo legal en el pedido de condena. “Nos encontramos ante una violación de derechos humanos”, manifestó durante sus alegatos.

El abogado de Teruel, Juan Casabella Dávalos solicitó que se declare la nulidad de todo lo actuado en lo referido a la primera causa, por considerar que, al momento de los hechos, la denunciante tenía 6 o 7 años y el denunciado, 16 o 17 años. Planteó la incompetencia material del tribunal de juicio y la remisión a un Juzgado de Menores. Esta es una solicitud que deberá resolver el Tribunal de Juicio durante esta jornada.

 Sin embargo, el fiscal Obeid sostuvo que Teruel no era inimputable cuando cometió los abusos, señaló que la víctima manifestó que se iniciaron cuando ella estaba en quinto grado, antes de que cumpliera los 10 años y que se reiteraron muchas veces, hasta que finalizó la primaria, a los 12 años. Puntualmente la víctima que ahora es una joven de 19 años, recuerda con detalles cuatro hechos de abuso de parte de Teruel, aunque sostuvo que fueron más. 

El fiscal indicó que Teruel tenía 21 años, cuando la niña tenía 10, y se apoyó en los sucesos referenciados por la víctima y por los testigos de la defensa, como por otros expedientes en la causa, entre éstos uno que se inició en la Asesoría de menores e incapaces cuando ella tenía 13 años. Además recurrió a informes del colegio al que asistía, que éstos encajan con el relato de ella, respecto al tiempo en que se habría cometido el delito. 

Subsidiariamente, en caso de que se confirme la competencia del Tribunal de Juicio, Casabella Davalos, sostuvo que se lo debería condenar por el único hecho de abuso que reconoce y que encuadraría en la figura de abuso sexual simple, delito al que indicó le corresponde una pena de tres años de ejecución condicional. 

“Sí sé que cuando lo hice no te gustó nada porque me di cuenta (…); aparte, eras rependeja (…). No siempre tenés la oportunidad de arreglar las cosas o de intentar arreglar, viste. No siento como que sea un abusador, aunque sí lo fui, y es un bajón saber que lo fui”, dice Teruel en un audio que grabó la víctima en una conversación con él.

El defensor de Teruel expresó además, que en caso de que se dicte sentencia condenatoria, su oposición al pedido formulado por la fiscalía y las querellas para que se revoque la prisión domiciliara que viene cumpliendo el imputado. Argumentó que, en este punto, no se indicó el peligro procesal que supondría mantener esta modalidad.

En lo que refiere a la segunda causa, Teruel está acusado por abuso sexual con acceso carnal agravado contra una joven de 19 años en enero o febrero de 2014, por ser cometido por dos o más personas. Rodríguez y Farfán están imputados como coautores. 

Los abogados querellantes Sergio Sebastián y Lucio Flores Giralt solicitaron 15 años de prisión para Teruel mientras que 10 años para los otros dos acusados. Casabella Dávalos pidió para Teruel la absolución lisa y llana por considerar que no hubo dolo ni intención abusiva. Subsidiariamente, solicitó al tribunal la absolución por el beneficio de la duda.

La joven refirió que luego de una fiesta a la que fue invitada por los imputados, fueron a la casa de Teruel. Ella se retiró con Rodríguez a una habitación en el segundo piso y cuando tenían relaciones sexuales, entró Teruel y “fue accedida de forma sorpresiva”; “ella estaba en una posición en que no podía advertir el ingreso de Teruel“, señaló el fiscal. Recordó que según su relato, la puerta de la habitación estaba cerrada y la luz apagada.

Obeid reseñó que la joven contó que mientras Rodríguez se estaba por retirar de la habitación y estando aún Teruel, “ve que ingresa Farfán desnudo con el pene erecto”, y ella sintió que se estaban “turnando”. El fiscal decidió por ello también imputar a Rodríguez y Farfán ya que consideró que “hubo un común acuerdo y concomitante” y “compartieron el dolo” y hasta se respetaron el turno para accederla.

El fiscal entendió que cualquiera de los dos acusados, Rodríguez y Farfán, podía haber frenado el abuso y al no hacerlo incurrieron en una omisión dolosa. Durante los alegatos citó textuales de conversaciones de Teruel en las que dice “fue de alzado. Estábamos todos alzados”. Además otros textuales en los que éste reconoce que los tres sabían que la joven estaba ebria y no podía prestar consentimiento. 

La defensa de Rodríguez está siendo ejercida , por el abogado Pablo del Pino, mientras que la de Farfán por lxs abogadxs Marcos Gorriti y Elina LinaresAmbas defensas pidieron la absolución lisa y llana de sus representados. Además se opusieron a que se les revoque la prisión domiciliaria con la que llegaron a juicio. 

Más denuncias en contra de Teruel

Además de estas dos causas que llegaron a juicio, Teruel tiene otra denuncia hecha el año pasado por una joven de 19 años que lo acusa por abuso sexual en su infancia, cuando tenía 7 años y ella solía ir con su madre a la casa de la familia de él. Esa causa se encuentra en el juzgado de menores 1, y fue ofrecida como prueba por el fiscal en este juicio ya que consideró que ahí se hace evidente el mismo modus operandi respecto a la forma que el acusado usó para cometer los delitos, y señaló los relatos coincidentes entre esta víctima y la denunciante de la primera causa que ahora se juzga. 

También hubo otra denuncia contra Teruel en 2014, cuando tenía 23 años. La denunciante es la madre de una adolescente de 15 años tras encontrar en su celular que el joven le había enviado mensajes con fotografías de sus genitales. A pesar del pedido de la madre para que se investigara este hecho, su denuncia, que recayó en la fiscalía entonces a cargo de Luján Sodero Calvet, no habría tenido trámite alguno.

Según el relato asentado en la denuncia, a la que Salta/12 tuvo acceso, su hija le refirió que Teruel ya había hecho eso antes y ella se había enojado pero no dijo nada porque no quería tener problemas con la hermana de él, Jimena Teruel, a la que frecuentaba. La mujer relató que el padre de la adolescente le recriminó la situación a Lautaro Teruel, y éste le respondió “que estaba arrepentido y pedía perdón por lo sucedido“.

En su denuncia la madre dejó constancia de que había hablado con la hermana de Teruel, quien le dijo que no sabía nada y le pidió disculpas. La mujer también dijo que su hija le contó que Teruel solía preguntarle “si ya había tenido novio, si ya había tenido algo refiriéndose a relaciones sexuales, si ya había visto o buscado videos para saber cómo era o si le habían explicado en el colegio”.

fuente: pagina 12

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí