Fin de semana largo. Muchos inundados nos saben qué día es. Algunos todavía esperan helicópteros y gomones para salir del barro. Este febrero los castigó con un infierno de agua zaina. Miles de hermanos del Chaco salteño no tendrán carnaval. Afortunadamente, muchos otros, de este lago del río, están atentos a sus necesidades imperiosas, al agua que han de beber, al pedazo de pan, al colchón y la manta. Ellos tampoco se pondrán la hoja de albahaca en la oreja ni se pintarán la cara. Están entregados al rescate, a compartir el desastre y la tristeza, a hundir los pies en el fango chaqueño.

Hay quienes después de haber sido evacuados emprendieron el regreso con las mudas de donaciones sobre los hombros y la cabeza. Vuelven a quién sabe dónde; a ver qué les dejó el río. Aunque no quede nada, aunque no sepan bien dónde estaban antes, se instalarán a su lado para seguir palpitando la vida que les da esa corriente feroz, convencidos de que ese es su destino.

El avance del agua desbordada por la crecida del Pilcomayo generó el aislamiento de diferentes comunidades originarias y criollas de la zona sur del municipio de Santa Victoria Este, en el área aledaña a Alto La Sierra.

Ante esta situación y bajo el monitoreo constante del Comité Permanente de Emergencias de la Provincia, se determinó la implementación de medidas preventivas para brindar contención a las familias anegadas, y se establecieron medidas de manera precautoria.

En primera instancia se realizaron vuelos de reconocimiento en la zona a través de recorridos de Aviación Civil de la Provincia, para determinar las áreas prioritarias para el abastecimiento.

Por otra parte, se envió una comisión vía terrestre y fluvial para las áreas con agua, a fin de realizar un recorrido de las vías anegadas.

El objetivo de la partida integrada por agentes de la Municipalidad de Santa Victoria Este y personal del Ejército Nacional es realizar la contención con módulos para familias que se encuentran aisladas en terrenos con mayor altura respecto al cauce, cuya creciente fue provocada por la crecida de las cañadas.

Por este motivo se preparó preventivamente la habilitación de un centro de evacuados para trasladar a personas ante eventuales crecidas y se los está equipando con colchones, agua y víveres para la contención alimentaria.

Acciones preventivas

A través de Aviación Civil y con la coordinación del Comité Permanente de Emergencias, se realizan vuelos a diario desde el inicio de los anegamientos de Santa Victoria Este por la crecida del Pilcomayo, en puentes aéreos para el abastecimiento de las familias aisladas.

Las filtraciones del Pilcomayo, producidas por la creciente del río provocaron socavones en la traza de la ruta provincial 54, que avanzaron hacia esa zona.

El Comité Permanente de Emergencias determinó acciones preventivas en Alto La Sierra.

Los mismos partieron desde el Puesto El Rosado, en primera instancia, y luego continuaron desde el aeropuerto de General Mosconi.

Operativo masivo de inmunización en el norte

Para niños y adultos que aún continúan evacuados en El Rosado y La Curvita, ruta 54.

En el marco del refuerzo sanitario que se efectúa en el norte provincial, en esta etapa posterior a las inundaciones y la situación de emergencia, Salud Pública realizó un operativo masivo de inmunización para todos los niños y adultos que aún continúan evacuados en los campamentos El Rosado y La Curvita, ubicados a la vera de la ruta 54.

Al respecto, el secretario de Servicios de Salud, Francisco Marinaro Rodó, informó que el operativo está destinado a iniciar y completar esquemas de vacunación, y a los que no tienen carnés de vacunación se les aplica inmunización doble adulto y contra la hepatitis A y B. “A los niños, de acuerdo a la edad, se les continúa con el esquema de vacunación correspondiente o se lo actualiza”, indicó el funcionario, quien agregó que todos los integrantes del programa de inmunizaciones se encontraban trabajando en terreno, bajo las indicaciones de la responsable del área, Adriana Jure.

Además, comentó que se continúa con la atención médica casa por casa en parajes como La Puntana y Monte Carmelo.

Finalmente, indicó que durante el fin de semana y el feriado de carnaval está garantizada la atención médica en cada uno de los centros de evacuados, en los hospitales cabecera y en los puestos de Misión La Paz y Santa María.

Registro civil

Las delegaciones del Registro Civil de Tartagal y Aguaray darán prioridad en la atención las personas evacuadas, afectadas por el río Pilcomayo, que perdieron su documentación. El subsecretario del Registro Civil, Matías Assennato, comentó que la tarea se coordina con el Comité de Emergencia y las áreas de Acción Social de ambos municipios salteños para atender las necesidades de las personas que necesitan hacer los trámites para el reemplazo del DNI y la obtención de una nueva partida de nacimiento.

“Trabajamos en conjunto con los equipos que atienden a los evacuados para abarcar a todos, ellos tendrán atención prioritaria en estos días. Luego vamos a coordinar la entrega de los DNI con los municipios”, indicó Assennato. El funcionario comentó que en las oficinas del organismo del Ministerio de Gobierno, Derechos Humanos y Justicia se tomará el trámite del DNI y será elevado a Nación para su restitución.

 

 

 

FUENTE: EL TRIBUNO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí