Robert De Niro se convirtió en padre a los 80 años

A sus 80 años, el legendario actor Robert De Niro se convirtió nuevamente en padre y comparte sus emociones y retos sobre esta nueva etapa de su vida.

6

Robert De Niro, un ícono de Hollywood, sorprendió al mundo entero al convertirse en padre a los 79 años. Con una carrera que abarca décadas y roles memorables en películas como ‘Taxi Driver’, De Niro ahora enfrenta un desafío diferente: la paternidad en una etapa avanzada de su vida. La noticia de su nueva hija, Gia, fruto de su relación con Tiffany Chen, generó un gran interés público y admiración por su compromiso como padre.

En una reciente entrevista con un medio de comunicación estadounidense, De Niro se abrió sobre sus sentimientos y cómo la llegada de Gia ha impactado su vida ahora que ya tiene 80 años. A pesar de su edad, el actor muestra un entusiasmo contagioso y un amor profundo por su nueva hija, destacando la importancia de estar presente y disfrutar cada momento con ella.

¿Qué dijo Robert De Niro sobre ser padre a los 80 años?

En una conversación con AARP The Magazine, Robert De Niro expresó abiertamente su felicidad por ser padre a los 80 años. Afirmó que, aunque es un reto, también es una experiencia emocionante y gratificante. De Niro se mostró consciente de las preocupaciones sobre su edad, pero se enfoca en el presente, disfrutando la conexión única con su hija Gia.

Durante mayo de 2023, De Niro dejó sorprendido a más de uno tras dar a conocer la noticia del nacimiento de su séptima hija, a quien bautizó como Gia Virginia, fruto de su relación con Tiffany Chen.

¿Quién es la pareja de Robert De Niro?

Tiffany Chen, la pareja de Robert De Niro y madre de Gia, ha sido una figura notable en la vida del actor. Chen, una instructora de artes marciales y ex patinadora artística, mantiene un perfil bajo y alejado de las cámaras, pero su relación con De Niro captó la atención de los medios. La pareja, que comparte una hija juntos, ha mostrado una sólida unión y una profunda conexión emocional.

fuente: La Republica.