Protesta de los trabajadores azucareros de Salta y Jujuy, en rechazo a los despidos y la flexibilización

32

La movilización fue convocada por la Federación Azucarera Regional y tuvo el apoyo de organizaciones sociales, gremiales y políticas de todo el país.

La caravana de 300 km comenzó en la madrugada del 19 del corrientemes en el Ingenio San Martín Donde ya despidieron a 181 trabajadores, luego pasó por el Ingenio Ledesma donde hubo 30 despidos, siguió por San Pedro de Jujuy por los 30 despidos en el Ingenio La Esperanza, cerca del mediodía comenzó la marcha en Campo Santo, donde se encuentra el Ingenio San Isidro administrado por el grupo Gloria que decidió cerrarlo dejando a 730 trabajadores en la calle.

Resultado de imagen para caravana de 300 km

Las familias también estuvieron presentes, la marcha partió hacia Gral. Güemes, más de seis mil personas recorrieron 11 kilómetros a pesar del intenso calor. El reclamo fue en contra de las persecuciones, detenciones y más de 1500 despidos.

Imagen relacionada

El secretario general del sindicato de trabajadores azucareros de El Tabacal, aseguró que el cierre del Ingenio es un mensaje contra las conducciones combativas y los pueblos que se revelan, ya que el precio del azúcar está en alza y las retenciones han sido quitadas.

Fernando Acosta, dirigente de la CTA declaró que los despidos forman parte de un plan para sancionar la reforma laboral.

En el marco de un conflicto que involucra a más de 1.500 trabajadores de cinco ingenios de Salta y Jujuy, en el que tomó intervención la Organización Internacional del Trabajo (OIT), los trabajadores cerraron la marcha con un acto en General Güemes, localidad cercana al ingenio San Isidro, donde se inició un proceso preventivo de crisis.

Según detalló Rafael Vargas, secretario general del Soeail, organización gremial que agrupa a los trabajadores del ingenio Ledesma para los trabajadores de los ingenios Las Toscas, con 300 despidos; El Tabacal, con 181; Ledesma, con 30; La Esperanza, con 325, y 700 del Ingenio San Isidro, “la situación sigue difícil y compleja porque la patronal no tiene intenciones de ceder en su avance”.

Vargas señaló que para la primera quincena de marzo se reunirán con la patronal del Ingenio Ledesma.

“Vemos que quieren ir contra el convenio colectivo, con salarios a la baja. Quieren que los trabajadores resignemos derechos para evitar futuros despidos”, cuestionó. Vargas resaltó que “ya está demostrado” que “no existe la crisis en la actividad” y señaló que “solamente con la producción de bioetanol se sostienen todos los salarios. El resto, la fabricación del azúcar orgánica y otros son todas ganancias”.

En tanto, De Gennaro manifestó sentirse orgullos de los dirigentes del sector, que, según dijo, representan “ese sindicalismo que no transa ni claudica ante el poder”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí