No es de ahora, sucede hace mucho tiempo pero cada vez con más odio, los argentinos aprendimos rápido a usar la exposición mediática para donde nos convenga. 

Siempre marco la conveniencia como factor determinante, porque somos tan capaces de juzgar habiendo cometido los mismos y hasta peores actos.

En un posteo dije que: ” no aceptar unas disculpas es un pecado capital”, y así  empieza a tomar forma aquí en nuestro propio territorio lo que dicen de los argentinos por el mundo, nos tildan de soberbios y arrogantes y creo que lo somos. Voy a citar los últimos dos ejemplos más resonantes de la semana; Diego Armando Maradona falleció y recibió tantos homenajes como despotricaciones , pero nadie quiere recordar cuando dijo ” yo me equivoqué y pagué”. ¿ No vale acaso el reconocimiento de él mismo?, parece que no.

Que se puede decir de las opiniones en Twitter de los jugadores del Seleccionado Argentino de Rugby. Estuvieron mal claramente, con esos ideales racistas y esas expresiones, también se retractaron e hicieron público su arrepentimiento, ¿tampoco vale?.

El juzgamiento social en Argentina es a conveniencia, no quiero ni pretendo meter a todos en el mismo concepto, porque si lo hiciera me olvidaría de todos los que luchan hace tiempo para corregir esta sociedad enferma, cegada y soberbia. Veo como alternativa para que deje de existir ese paredón de fusilamiento mediático tomar como válido el arrepentimiento y perdón posterior.

Quien esté libre de pecado que arroje la primera piedra.

Williams Fanlo

willyucr@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí