Los concejales Canelada y Cobos continúan en la lucha con la SAT por el servicio deficiente del agua

Los concejales Canelada y Cobos presentaron una nota ante el organismo de Salud exigiendo que den a conocer el estado del líquido que brinda la Sociedad Aguas del Tucumán (SAT)

12
Concejales reclaman por el servicio deficiente de la SAT

Los concejales radicales José María Canelada y Gustavo Cobos presentaron una nota ante el Laboratorio de Control de Agua Potable del Siprosa ante la inquietud por el agua marrón y turbia que sale en nuestra provincia, y luego de exigir respuestas al Ente Regulador de Servicios Públicos. En 24 horas se publicarían los análisis físicos, químicos y bacteriológicos del agua que reciben los vecinos tucumanos.

“Este organismo tiene la obligación de hacer estos análisis de manera periódica. Y la razón por la que estamos solicitando esto salta a la vista en todos los barrios, con ese líquido inmundo que sale de nuestras canillas. Esto es algo que también reclamamos al ERSEPT, pero no ha publicado nada. Y ese silencio nos causa preocupación. Si yo tuviera que controlar el agua y tengo un análisis que señala que es potable, lo publicaría de inmediato. Ellos callan. El código alimentario argentino es absolutamente claro. El agua potable tiene que ser agua cristalina, tiene que ser transparente, no debe tener olor”, planteó Canelada luego de la presentación. 

Por su parte, el concejal Gustavo Cobos señaló que la respuesta de las autoridades es que este líquido es potable.

“La respuesta que tenemos de autoridades es que con esto debemos cocinar, lavar la ropa, higienizarnos, beber. Hay vecinos que nos cuentan situaciones dramáticas con este líquido, que les llega con un olor nauseabundo. Y esto, irónicamente, es en los mejores casos, porque hay otros vecinos que abren las canillas y no les sale nada. Este servicio no da para más. Hace 20 años que lo maneja el mismo signo político y cada vez estamos peor”, explicó el concejal.

Canelada, en tanto, volvió a invitar a los funcionarios que tienen responsabilidades en el servicio y control del agua a que vayan a un barrio, se sirvan un vaso y lo tomen frente a los vecinos.

“A nosotros lo que nos preocupa es que está en juego la salud de los tucumanos. Si esta porquería que sale de las canillas no es potable, está en juego la vida. Y no es un dato menor que le estemos pidiendo explicaciones al organismo que nos dice en todas sus redes que tomemos agua por el calor. ¿Esto nos quieren hacer tomar?”, manifestó.

Mientras tanto, Cobos afirmó que el plazo que les dan en el laboratorio es 24 horas.

“No podemos tener vecinos que deban tomar esta cosa nauseabunda, como tampoco podemos tener vecinos que deban levantarse a la madrugada para hacer cosas básicas como lavar la ropa porque sale un hilo de agua, que encima es de ese color. Exigimos que el Siprosa, que debe cuidar la salud de los tucumanos, ponga en conocimiento de toda la población este informe de inmediato. El dengue y el covid no son los únicos problemas que tenemos en la provincia, no pueden quedarse en silencio”, sostuvo el funcionario.