Gendarmería realizaba un control en Burruyacu y dos camionetas intentaron evadirlo. La maniobra alertó a los efectivos descubriendo la carga ilegal que era transportada a Córdoba.

Personal del Escuadrón 55 de Gendarmería Nacional se había apostado sobre la ruta 336 a la altura de Garmendia, fue ahí donde vieron a dos camionetas que al advertir la presencia de los efectivos giraron bruscamente.

Una patrulla salió tras los evasores y lograron detenerlos. Volvían de Salta y se dirigían hacia Córdoba con $1.700.000 de mercadería ilegal que quedó incautada. Los conductores fueron liberados pero seguirán supeditados a la causa por infringir la Ley de Aduana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí