La tarjeta azul llega al fútbol: cómo se aplicará

Según adelantó un diario inglés, la International Football Association Board (IFAB) aprobará la nueva tarjeta azul.

6

Según adelantó el periódico inglés The Telegraph, en los próximos días la International Football Association Board (IFAB) aprobará la implementación de una tercera tarjeta disciplinaria. La principal novedad es que la tarjeta llevará el color azul y que se complementará con las ya conocidas tarjetas amarillas y rojas. Se trata de un cambio de reglamentación y de paradigma, que será por etapas y que llegará al fútbol profesional de todo el mundo, incluido nuestro país.

¿Qué es y para qué sirve la nueva tarjeta azul?

La tarjeta azul nace de la necesidad de castigar algunos actos de indisciplina y alguna faltas puntuales dentro del campo de juego. Si bien todavía es un borrador que deberá ser aprobado de manera oficial, el cambio reglamentario apuntará a castigar de manera temporal a aquellos futbolistas que corten un avance prometedor o que protesten de manera desmedida contra las autoridades de un encuentro.

El jugador que reciba una tarjeta azul deberá salir del campo de juego por el plazo de diez minutos. La tarjeta será acumulable con las otras sanciones tradicionales. Es una metodología que ya se utiliza en otros deportes, como el rugby y el hockey. Y que comenzará a adoptarse en el fútbol una vez que se homologue de manera formal.

¿Cuándo comenzará a utilizarse la tarjeta azul?

La tarjeta azul todavía no está homologada por FIFA, más allá de los rumores que se instalaron desde el diario británico The Telegraph. Por lo pronto, el próximo 4 de marzo se desarrollará la Asamblea Anual de la IFAB y allí se tratará la aprobación del nuevo cartón azulado. Su implementación en el fútbol profesional será de manera gradual. Recién comenzaría a ser utilizada en el fútbol inglés, más específicamente en la FA Cup, a partir del próximo verano europeo.

¿Cómo se relacionará la nueva tarjeta azul con las tarjetas tradicionales?

La nueva tarjeta azul, además de sancionar al futbolista con una pena de diez minutos fuera del campo de juego, tendrá un valor adicional: será el equivalente a una amonestación a la hora de pensar en la acumulación de tarjetas. De esta manera, si un futbolista recibe dos tarjetas azules, será expulsado del partido. Y lo mismo sucederá si ya tiene una tarjeta amarilla y recibe una azul, o viceversa.

Fuente: El Ocho.