La intendenta Rossana Chahla dejó sin efecto las últimas designaciones que había realizado Germán Alfaro

La intendenta firmó un decreto para dar de baja al personal nombrado en planta transitoria y permanente desde el 1 de septiembre.

15
Rossana Chahla.

A la Municipalidad de San Miguel de Tucumán le llegó el turno del ajuste en el gasto público. Este jueves, la intendenta Rossana Chahla dejó sin efecto todas las designaciones de personal realizadas en los últimos meses por su antecesor en el cargo, Germán Alfaro.

Mediante el decreto 6314, la jefa municipal dispuso que todos los trabajadores que ingresaron a la planta transitoria y permanente del municipio, entre el 1 de septiembre y el 27 de octubre, dejan de integrar la planta estatal.

En paralelo, el instrumento instruye a la secretaría general, Camila Giuliano, a constituir una comisión para que se evalúe cada incorporación dispuesta por la gestión anterior a partir del 1 de junio pasado y “cuya continuidad sea imprescindible para no resentir el normal funcionamiento del Organismo”. De la misma manera, se autoriza a Contaduría General a realizar los ajustes pertinentes en el sistema de liquidación de haberes del personal desafectado.

El decreto se sustenta en un expediente del subsecretario de Capital Humano, Hernán Iramain, mediante el que se informa de recientes designaciones de personal en la planta interna del municipio y de encasillamientos. “Bajo las actuales condiciones económicas, resultan adecuadas las medidas que persigan una racionalización del uso de los recursos municipales”, justificó la intendenta. Luego, recordó que el gobernador, Osvaldo Jaldo, ya había tomado medidas de ahorro en el gasto público. “En consonancia con las medidas adoptadas por el Gobierno Provincial para la contención del gasto público y eficiencia de los recursos tendientes a restablecer el equilibrio financiero de las arcas públicas, resulta menester la toma de decisiones en idéntico sentido”, añadió.

Aunque no se precisó el número exacto de personas afectadas por los despidos, fuentes ligadas al municipio advirtieron que serían alrededor de 1.700 los trabajadores alcanzados por el decreto.

Respecto de la estabilidad laboral, la titular del Departamento Ejecutivo municipal dijo que “es una noción condicionada a la permanencia en el cargo por un determinado lapso de tiempo”. “Bajo la proposición indicada, los empleados municipales, por el solo hecho de prestar labores en la administración, no pueden gozar del derecho a la estabilidad, toda vez que supone necesariamente el correlato con aquellas condiciones mencionadas. El personal municipal, para quedar afectado al régimen de estabilidad, supone inexorablemente haber ingresado mediante mecanismos de selección que respeten las condiciones de idoneidad, entre otros”, planteó.

También citó el Estatuto del Personal Municipal (ordenanza 895/68), que a través del artículo cinco “es categórico sobre el carácter del nombramiento del personal, disponiendo expresamente que siempre será provisorio durante los seis primeros meses y que el artículo 11 precisa que los agentes municipales gozarán de la estabilidad y permanencia en su empleo, “en las condiciones de este Estatuto”, en alusión a esas condiciones indicadas por el artículo quinto.

Horas después del balotaje en el que resultó electo Javier Milei como presidente, el gobernador Jaldo había dispuesto una serie de medidas de contención del gasto, que implican un ahorro de aproximadamente $220.000 millones anuales para la Provincia. Entre otras disposiciones, el mandatario dejó sin efecto las designaciones realizadas por Juan Manzur en el último tramo de su gestión al frente del Poder Ejecutivo.

Fuente: La Gaceta.