La esperanzadora predicción de un virólogo sobre el fin de la pandemia

El científico irlandés Luke O’Neill aseguró, en un video que se volvió viral, que el mundo volverá a la normalidad dentro de seis a nueve meses. Sin embargo, puso en duda los viajes internacionales. Además, habló sobre la importancia del hierro y la vitamina D para afrontar el virus.

19

Un nuevo video se volvió viral, pero esta vez de la mano de un inmunólogo irlandés que anticipó, ni más ni menos, el fin de la pandemia en el mundoLuke O’Neill fue el encargado de devolverle la esperanza y el optimismo a la población global tras asegurar que la vida volverá a la normalidad dentro de 6 a 9 meses. Sin embargo, aclaró que eso será posible con una rápida y solidaria distribución de las vacunas, por lo que le pidió a Estados Unidos que aumente y agilice la distribución de las drogas para lograr una plena inmunidad.

Sus predicciones se volvieron virales en las redes sociales gracias a este video de tres minutos que fue publicado en NewstalkFM, donde el experto hizo hincapié en la rápida y masiva vacunación para salir de la pandemia cuanto antes, pese a que continúen las restricciones. Sobre eso, explicó: “Una vez que la vacunación esté extendida, aún tendremos que restringir los viajes entre los diferentes países. Ese es el precio que tendremos que pagar para tener cierta libertad y no volver a los confinamientos estrictos. La libertad implicará la reapertura de actividades, permitirá que ciertos eventos vuelvan a hacerse, eventos de escala internacional empezarán de vuelta a suceder, pero el precio que debemos pagar será el de no poder llevar a cabo viajes internacionales”, resaltó, de cara al segundo semestre.

Desde su laboratorio del Trinity College de Dublín, en Irlanda, el además profesor de la Escuela de Bioquímica e Inmunología habló del “fin del juego”, en alusión a la pandemia que afectó y sigue afectando al mundo entero en todos los ámbitos de la vida. “Israel nos está diciendo que las vacunas están funcionando, con 94% de protección. Una vez que la vacunación sea generalizada, deberemos igualmente restringir los viajes internacionales”, advirtió.

El científico destacó que el número de casos está disminuyendo en todo el mundo, mientras que ahora hay siete vacunas en uso en distintos países. La semana pasada, se registró una retracción del 17% en la tasa de contagios, en lo que constituyó la decimoquinta semana consecutiva con un marcado descenso en la cantidad de casos.

“Es una ventana de seis a nueve meses. Es lo que están analizando ahora de cerca. Y, por supuesto, sabemos que es posible, tenemos siete vacunas, lo que sigue siendo notable. Siete vacunas muy eficaces. (…) El barco ha dado la vuelta, pero ahora debemos planificar los próximos seis-doce meses”, analizó.

“Israel nos está diciendo que las vacunas están funcionando muy bien. Tremendas noticias en este sentido: se alcanzó un 94% de protección”, aseveró en referencia al país que más vacunó a su población en todo el mundo. No obstante, O’Neill llamó a los países desarrollados a distribuir solidariamente las vacunas sobrantes con las naciones que se encuentran atrasadas en el proceso de inmunización. “El objetivo es que el mundo logre la inmunidad de rebaño lo antes posible, y acumulando vacunas, eso no será posible”, explicó.

En ese sentido, el científico dijo: “Si obtenemos protección en nuestros propios países, debemos compartir con el mundo el exceso de vacunas que tenemos. Canadá cuenta con 9 vacunas por persona, Estados Unidos 7, Reino Unido 6 y la Unión Europea 5. Dar el exceso de vacunas a países que las necesitan es imprescindible, ya que eso permitirá que el mundo logre antes altos niveles de vacunación. Le estamos pidiendo a cada país del mundo desarrollado que se prepare para regalar vacunas, por más extraño que parezca”.

A su vez, aseguró que el hierro es un mineral que necesitamos para todo tipo de cosas en nuestro cuerpo. “Un estudio muy convincente muestra que la deficiencia de hierro hace que la vacuna sea menos efectiva. No se trata específicamente de la vacuna contra el COVID-19, sino de la vacuna contra la rubéola. Si tienen deficiencia de hierro, esas vacunas no funcionan. Lo que esto nos dice es que usted debe estar bien alimentado, ya que todo nuestro cuerpo necesita nutrición, pero por sobre todo, nuestro sistema inmunológico necesita hierro, así como la vitamina D, por ejemplo. Y eso se conecta con el COVID porque hemos sabido ahora que si tienes deficiencia de hierro, te va a ir mucho peor con el virus”, concluyó el especialista.

Fuente: TN

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí