JULIO CESAR SANDERS

12

Julio César Sanders había nacido en Quilmesprovincia de Buenos Aires, un  13 de febrero de 1897 fue un pianista que se dedicó al género del tango autor de la música de la obra “Adiós muchachos”, con letra de César Felipe Vedani, que ha tenido difusión mundial.

No tuvo una destacada actuación en el ambiente musical porteño, pues fue uno de los tantos que pululaban aquel entonces en ese mundo noctámbulo de la milonga popular que se reflejaba en esa avenida empedrada, con muchas luces, con aires de teatros, ¡si señor ud lo dice!, Corrientes angosta.

Su vocación lo llevó a frecuentar cuantos lugares permitían demostrar sus aptitudes pianísticas, vinculándose así a la radiotelefonía desde casi su nacimiento, deleitando oyentes por varias estaciones.


Su renombre lo halla en la composición, muy especialmente en una, “Adiós muchachos” que es el tango de más fama en el mundo, más popular que “A media luz”, “Caminito”, “El choclo”, “La cumparsita”, que le siguen en ese orden universalmente. En varias películas yankis de la década del 30 se ha incluido ese tema musical que tanto gusta en el país del tío Sam.

Por 1924 dio a publicidad su primera obra, el tango “Inglesita” que tiene letra de Horacio Zubiría Mansilla y a la que le agregó luego “Calavera”, “Presumida”, “Viejo patio”, “Pobre cieguita”, “Largalo”, “Gorrión de mi barrio”, “Canillita”, “Adiós muchachos”, el celebérrimo que grabaron todos los intérpretes y todas las orquestas, y entre algún otro tango, los hermosos valses con versos de Enrique Cadícamo “Yo tan sólo veinte años tenía”, que grabó Agustín Magaldi, y “Luna de arrabal” que crean Charlo y se canta en la película Los locos del cuarto piso. “Viejo patio”, letra de Cadícamo, lo grabó Rosita Quiroga.

Además de Mansilla y Cadícamo, colaboraron en su obra César VedaniRodolfo SciammarellaElio RiettiDaniel López Barreto. Otras obras contaron con la letra de Daniel López Barreto, Elio Rietti, Rodolfo Sciammarella y César Vedani. En 1936 hizo la banda musical de Canillita, protagonizada por Amanda Ledesma.

Uds deben estar preguntándose si ese tango “Adiós muchachos” llegó tan alto en el extranjero, les dejo para que uds saquen sus propias conclusiones de lo que estamos hablando, ese tango fue incluido por ejemplo en Wonder Bar, película de Estados Unidos dirigida en 1934 por Lloyd Bacon cuya acción transcurre en un cabaré de Monsmartre. También se ejecutó en dos filmes del actor francés Charles Boyer, History is Made at Night (Cena de medianoche en 1937) con Jean Arthur, en el cual la pareja lo baila y lo menciona como “nuestro tango” y en Together Again (Juntos otra vez 1937).

Fue incluido en la banda de sonido de Scent of a Woman (Perfume de mujer 1992) y en Scoop, dirigida por Woody Allen en 2006, algo transitó y con un recorrido de la mano de grandes artistas y encima fuera de nuestros pagos.

En televisión, el tango con la letra de Dorcas Cochran, fue cantado por Desi Arnaz en el episodio 31 de I Love Lucy en 1952 y por Lucille Ball en el episodio 130 de la misma serie, en 1955.

Louis Armstrong hizo su propia versión del tango con el título I get ideas (Tengo Ideas) que lo grabó el 24 de julio de 1951, figurando Dorcas Cochran como autora de la letra. En Gran Bretaña hubo dos versiones tituladas Te guardaré siempre en mi corazón y Pablo el soñador. En Estados Unidos con el nombre de Farewell companions (Adiós compañeros) hay una versión que si bien intentó ser una traducción de la letra original, tiene pocas coincidencias con esta.

En Italia hay una letra en italiano que pertenece a Eugenio Rondinella, y si bien conservó el título con las palabras y en el idioma original, es totalmente distinta pues se refiere a la despedida de un hombre que va a estar preso un año.

Debido al éxito mundial de “Adiós muchachos”, que realizó junto a Vedani, autor de la letra, apareció un viaje a Europa en 1928 y como todo argentino que anduvo por París aquel año, de paso o de turista, fue a ver Carlos Gardel que por esos días actuaba en el Cabaret Florida, recibiéndolos alborozado el cantor que aludiendo al tango les dijo: «¡Qué tangazo muchachos…! ¡Qué pegada la de ustedes…!» No era para menos, él lo había impuesto en España y Francia y desde entonces todo el mundo cantaba «Adiós muchachos, compañeros de mi vida…»



Se afirma entonces que “Adiós muchachos”, es el tango que mayor número de versiones fonográficas ha logrado en el mundo. Ciertamente su melodía es de las que se califican como pegadizas (aunque no coincide con el patetismo de los versos), pero no parecer ella razón suficiente de la aceptación lograda por los melodiosos de ayer.

En 1936, Julio César, hizo la musicalización de la película argentina Canillita, protagonizada por la popular Amanda Ledesma, y realizó otros viajes a Europa como también a Norteamérica. Julio César falleció en su Quilmes natal un 10 de Junio de 1942.

Ing. Aldo Escobar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí