El gobernador Morales justificó su resolución en avanzar con el proyecto al afirmar que “es justo” y está basado en un “principio de igualdad” que se le quiera cobrar a los extranjeros por el servicio público.

“Van a tener que pagar por la prestación, como la pagamos todos los argentinos a través del sistema impositivo o de obras sociales. Estamos en línea con lo que pasa en los países limítrofes y en todas partes del mundo”, resaltó el gobernador.

Desde la administración jujeña manifestaron que la obligación de pagar afectará solo a viajeros que no cuenten con un seguro médico contratado.

El gobierno de Jujuy no descarta en alcanzar un acuerdo con más países, entre ellos Bolivia, desde donde provienen muchos pacientes. “Queremos reciprocidad. Hoy en el hospital de Bolivia nos cobran y nosotros no le cobramos”, indicó el ministro de Salud jujeño.

En este sentido, Bouhid recordó que con Chile se firmó un convenio de estas características en el marco de la visita del Papa Francisco al país trasandino. “Nosotros marcamos un hito con la atención al Papa con nuestros médicos en Chile. Pasaron las ambulancias y especialistas jujeños y los chilenos brindaron combustible y alojamiento, entre otros detalles”, añadió.

La iniciativa de cobrarle a los pacientes extranjeros alcanzó ayer una alta repercusión nacional. El Gobierno jujeño apunta con la reforma volver más eficiente el servicio de salud, redistribuir las partidas presupuestarios en áreas prioritarias y urgentes, y recuperar una parte del dinero destinado a los tratamientos que se brindan regularmente a los pacientes extranjeros.

 

 

 

 

fuente: EL TRIBUNO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí