La idea del ministro de Salud de la provincia, Gustavo Bouhid, es reducir el gasto que tiene Jujuy en torno a las prestaciones médicas para estos pacientes, especialmente por derivaciones para tratamientos prolongados y sumamente costosos.

El funcionario detalló los alcances que tendrá el plan, entre los cuales se contempla la posibilidad de comenzar a cobrar por esas atenciones. Según datos oficiales, en 2017 se calcula que el hospital local Pablo Soria destinó 30% de su presupuesto a la atención de ciudadanos extranjeros.

“La propuesta de este plan es ofrecer un seguro para extranjeros al momento en que estos ingresan a la provincia. Si bien la intención es que sea obligatorio, ese aspecto todavía no se ha puesto a consideración ni de los diputados ni del gobernador, como tampoco el monto que se cobraría y cómo funcionaría en aquellos extranjeros que ingresan y egresan del país frecuentemente”, agregó el ministro.

“El problema no son las urgencias, nosotros tenemos la obligación de atenderlas, pero tenemos muchos ciudadanos extranjeros que son derivados desde su país de origen a los hospitales de Jujuy para que la provincia se haga cargo, por ejemplo, de tratamientos oncológicos, que son muy caros y que demandan mucho dinero al Estado y no hay bolsillo que aguante”, remarcó el ministro.

En este sentido, Bouhid consideró la situación como “injusta” y que si la provincia se hace cargo de tratamientos prolongados de pacientes extranjeros, “por lo menos tenemos que tener la posibilidad de cobrar un seguro, para que no le saquemos al ciudadano jujeño parte del dinero que disponemos para su atención”.

Finalmente el funcionario aclaró que la atención será normal, libre y gratuita hasta que se apruebe la ley, se reglamente y se logre un acuerdo internacional, ya que la intención es que haya acuerdos de reciprocidad con otros países.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí