Jaldo participa esta tarde de la cumbre de gobernadores “dialoguistas” para debatir el apoyo a la Ley Ómnibus

8

El gobernador Osvaldo Jaldo viaja a Buenos Aires para participar esta tarde de una cumbre de los gobernadores “dialoguistas”.

Los gobernadores de Juntos por el Cambio (JxC) y un puñado de peronistas, incluyendo a Jaldo y al cordobés Martín Llaryora, se reunirán para evaluar las modificaciones que el gobierno de Javier Milei aplicó a la ley ómnibus que deberá tratarse durante el transcurso de la semana en la Cámara de Diputados.

Esta tarde, desde las 19, se encontrarán en la sede del Consejo Federal de Inversiones (CFI), en la ciudad de Buenos Aires, donde se espera que delimiten una postura conjunta sobre la megaley.

Los cambios anunciados por el ministro de Economía, Luis “Toto” Caputo, respecto de la eliminación del paquete fiscal, generaron incertidumbre entre los mandatarios provinciales. La administración libertaria promete hacer caer el ajuste de no salir la ley.

Los representantes del PRO y la Unión Cívica Radical (UCR) se mantuvieron expectantes y aseguraron que, si bien se trata de “buena decisión” por parte del Gobierno, aún no hay precisiones “más allá de los títulos que van a presentar”.

Al respecto, en un sector del peronismo aseguraron que no hacía falta retirar la totalidad del paquete, ya que con la eliminación de tres artículos bastaba: retenciones, jubilaciones e Impuesto a las Ganancias.

El fin de semana estuvo plagado de conversaciones, reuniones vía Zoom, llamados y mensajes entre los gobernadores. Según consignó la agencia Noticias Argentinas, el cordobés Martín Llaryora será uno de los participantes esta tarde.

Fuentes de Casa de Gobierno informaron que Osvaldo Jaldo viajará en las próximas horas a Buenos Aires para participar en el encuentro con los gobernadores.

Ante este panorama, volverán a reunirse en una semana clave para el tratamiento de la ley, luego de que Milei instrumentara a sus asistentes a tensar de la soga con las provincias si el Congreso nacional llegar a rechazar los puntos presentados.

El Presidente se mostró inflexible: no cederá con respecto a su meta de déficit fiscal cero y para eso promete compensar con recortes a las provincias. Los sectores dialoguistas, piden que se cumpla con la promesa, pero por vías alternativas que no afecten los intereses de sus distritos.

La preocupación por estas horas de los mandatarios es la compensación del Poder Ejecutivo Nacional (PEN) ante la pérdida de recaudación, por lo que demandan ser resarcidos y entre las variables, ponen sobre la mesa la posibilidad de discutir la coparticipación del Impuesto PAIS.

Se trata de una de las semanas más complejas para la gestión libertaria que, luego de aplicar modificaciones y ceder puntos, intenta hacer pasar las reformas que le permitan delimitar la impronta de la administración.