El partido que Atalanta y Valencia jugaron el pasado 19 de febrero en el estadio Giuseppe Meazza de Milán por los octavos de final de la Champions League pudo haber sido el “partido cero” para la propagación del coronavirus en la ciudad de Bérgamo y toda la región norteña de Lombardía, sospechan por estas horas los medios italianos.

El diario Tuttosport especula que “los 45.972 espectadores de aquella noche nunca se imaginaron que podían ­convertirse en tan tremendo foco de contagio. Puede haber sido ese partido el ‘partido cero'”.

“La multitud llegada a ese partido en Milán desde Bergamo -ciudad donde es local el Atalanta- pudo haberse contagiado sin saberlo en aquel encuentro y luego transmitir el virus hasta convertir a la ciudad en lo que se denomina una ‘bomba biológica'”, subrayó el médico del hospital local Giuseppe Galli.

El Atalanta frente al Valencia en el estadio Giuseppe Meazza de Milán 

Otra duda que destaca el diario deportivo es que “el virus puede haber venido desde el exterior, con 2500 españoles llegando al juego y mezclándose inexorablemente con otras personas, dentro y fuera del estadio o incluso en el transporte para llegar a las diferentes áreas”.

Ese partido contó con la participación de los argentinos José Luis Palomino y Alejandro “Papu” Gómez en el equipo italiano, que goleó 4-1 y dos semanas después cerró su clasificación a cuartos de final con otra victoria por 4-3 a puertas cerradas en Mestalla.

La pandemia del coronavirus en Italia ya generó la muerte de 4.825 personas sobre un total de 53.578 infectados. /A24

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here