Investigan millonaria defraudación al Pami con el nombre de afiliados que ya habían muerto

Las denuncias fueron giradas a 35 jurisdicciones donde se habrían detectado irregularidades, entre ellas la tucumana, por lo que se ordenaron las primeras medidas.

7

Las denuncias fueron giradas a 35 jurisdicciones donde se habrían detectado irregularidades, entre ellas la tucumana, por lo que se ordenaron las primeras medidas.    

La Fiscalía Federal de Tucumán inició una investigación por una presunta estafa contra la obra social de los jubilados Pami, la cual se habría detectado ante la facturación de medicamentos a nombre de afiliados que ya habían fallecidos.

Según informó la Procuraduría de la Nación a través de su web, la Unidad Fiscal de Investigación de Delitos Cometidos en el ámbito de Pami a nivel nacional (UFI-Pami), a cargo de Javier Arzubi Calvo, realizó el viernes 36 denuncias en 35 jurisdicciones federales de todo el país (entre ellas nuestra provincia) por una millonaria estafa con valores que -al momento del relevamiento- alcanzaría un perjuicio al Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (Pami) superior a los cinco millones de pesos.

Las maniobras se habrían producido entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2017 en diferentes localidades del país, a través de la dispensa en farmacias de 14.872 unidades de medicamentos e insumos, mediante la utilización de datos correspondientes a 811 afiliados que se encontraban dados de bajas como beneficiarios del INSSJP.

Fue tras una denuncia formulada por la Gerencia de Asuntos Jurídicos del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados ante la UFI-Pami, en la que se detalló que luego de un relevamiento llevado a cabo por la Subgerencia de Auditoría de Medicamentos, de los afiliados a la obra social nacional que fueron dados de baja en razón de su deceso durante el 2017, se encontró que 811 de ellos presentaron consumos con posterioridad a la fecha del fallecimiento.

La maniobra consistiría en realizar o simular dispensas por un total de 14.872 unidades de medicamentos e insumos, utilizando los datos de beneficiarios que estaban dados de baja en el padrón de Pami por fallecimiento, para obtener un beneficio a costa del Instituto. Fue así como se confirmó un fraude por un total superior a los $ 5.300.000.

Si bien el mecanismo fue desplegado a lo largo de todo el país, la unidad fiscal señaló que entre las provincias de Córdoba, Santa Fe y el conurbano bonaerense se agrupa el 47.74% de esos consumos (7057), llevados a cabo durante el 2017. Las dispensas ocurrieron en 758 farmacias repartidas en 22 provincias, entre ellas Tucumán.

La causa recayó en manos de la Fiscalía Federal tucumana, desde donde ya se habrían dispuesto las primeras medidas de rigor para establecer cómo se produjo la maniobra y quiénes son los involucrados.

FUENTE: El diario 24

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí