Impulsan la producción de cannabis medicinal en Tucumán

Se constituyó una mesa de referentes para delinear un proyecto de producción local en Tucumán. Hace una semana Nación presentó el proyecto de 'Marco regulatorio para el desarrollo de la industria del cannabis medicinal y el cáñamo industrial'. La experiencia de Facundo Garretón en Uruguay.

4

Este jueves, dos ministros del Poder Ejecutivo, autoridades de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) y el Conicet se reunieron para conformar una mesa de referentes para comenzar a delinear de forma un proyecto para impulsar la producción de cannabis medicinal en nuestra provincia. La semana pasada se presentó el proyecto de ‘Marco regulatorio para el desarrollo de la industria del cannabis medicinal y el cáñamo industrial’ en el marco del Consejo Económico y Social.
La ministra de Salud, Rossana Chahla y su par de Desarrollo Productivo, Álvaro Simón Padrós, se reunieron con el rector de la UNT, José García, y el director del CONICET, Atilio Castagnaro, encabezaron de forma presencial el encuentro con el objetivo de unificar el criterio y los recursos necesarios, para que a partir del proyecto presentado en el Fondo Especial del Tabaco a nivel nacional, se pueda avanzar con la producción de cannabis medicinal en Tucumán considerando el minifundio que caracteriza los cultivos de nuestra provincia.
También participaron de forma virtual el secretario de Desarrollo Productivo, licenciado Juan Blasco; titular de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres, doctor Daniel Plopper; director del Centro Regional Tucumán-Santiago del INTA, ingeniero Aldo Arroyo; decano de la Facultad de Ciencias Naturales, doctor Hugo Fernández y la directora del Instituto de Bioprospección y Fisiología Vegetal (INBIOFIV), doctora María Inés Isla.
La idea fue convocar a estas instituciones para poder entre todos formular un proyecto provincial de este cultivo que va a generar oportunidades principalmente para los minifundios cañero y tabacalero“, explicó Simón Padrós, y recalcó que se trata de “productores que no tienen la posibilidad de tener una superficie importante, por lo tanto al no tener esa unidad económica necesitan generar otro tipo de ingresos para poder subsistir”.
“Nosotros vemos que el cannabis medicinal puede ser una alternativa productiva para este tipo de minifundios y desde el Ministerio de Desarrollo Productivo queremos colaborar en todo lo relacionado al cultivo en sí, a lo agronómico, pero también aportando ya que contamos con fondos provenientes del Fondo Especial del Tabaco y ya hemos hablado con quién los coordina a nivel nacional para elevar un proyecto para aprobación”, enfatizó el funcionario provincial.
El rector García recordó que existe una Ley Nacional de Cannabis Medicinal, y subrayó que “desde la Universidad contamos con un Instituto que pertenece a Ciencias Naturales y al CONICET y este presenta avances y tiene el objetivo de continuar en la producción de biomedicamentos”.
“El INTA puede realizar el cultivo y por eso esta mesa convocó a todas las partes para ver cómo seguimos y coordinamos para tener rápidamente un producto en Tucumán, dado que el proceso y lo que requiere ese cultivo desde el punto de vista agroecológico la provincia lo tiene y puede ser una salida importante para todo el minifundio tucumano“, apuntó.
En ese sentido, analizó que “lo que estaría faltando es la producción de este producto dentro de Tucumán, por eso el ministro Simón Padros en conjunto con el INTA plantearon cuál es el avance con el que se cuenta para poder hacer realidad el proyecto y empezar a trabajar, primeramente en cuáles serían las cepas de cannabis que sería mejor producir para la elaboración de biomedicamentos”.

Fotos: Ministerio de Salud Pública
Marco regulatorio nacional
El pasado 2 de junio, el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas presentó el proyecto de ley “Marco regulatorio para el desarrollo de la industria del cannabis medicinal y el cáñamo industrial” que establece los mecanismos para la regulación de la actividad, fomenta el desarrollo de la cadena productiva y, especialmente, promueve el desempeño de las cooperativas del sector y de las PyMEs.
La presentación se realizó en el marco del Consejo Económico y Social en el Museo del Bicentenario y con la presencia del secretario de Asuntos Estratégicos de la Nación y presidente del Consejo Económico y Social, Gustavo Beliz; la ministra de Salud, Carla Vizzotti; el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza; el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra.
Kulfas planteó “el mercado de cannabis medicinal y cáñamo industrial crece exponencialmente a nivel global, es una nueva fuente de empleo de calidad y desarrollo productivo”, y ponderó la “gran oportunidad que tiene Argentina para ser líder regional, por sus capacidades agropecuarias e industriales y su entramado científico productivo”.
“El proyecto crea las condiciones para el desarrollo de la cadena a nivel local, aprendiendo de las mejores lecciones internacionales”, y sostuvo que “el desarrollo de la cadena tendrá múltiples impactos positivos en el país: más empleo, más exportaciones, más innovación, desarrollo federal y acceso a la salud”, enfatizó Kulfas.
En cuanto al cannabis medicinal, Kulfas explicó que el objetivo es el desarrollo de la cadena con uso medicinal y fisioterapéutico mediante un marco regulatorio para regularizar proyectos que hoy existen y poder complementar la ley 27.350; mientras que en relación al cáñamo, resaltó que el objetivo central es “permitir el desarrollo de esta industria, que es una variedad específica con baja concentración de THC no psicoactivo”.
Vizzotti planteó que “teníamos una ley que encorsetaba derechos, con una mirada punitiva y persecutoria, y sabíamos que teníamos una deuda pendiente”, y valoró que “el Ministerio de Salud ya aprobó nueve proyectos provinciales de cultivo e investigación en La Rioja, en Jujuy, en San Juan, en Misiones, en Patagonia Norte, en Chubut, en Pergamino, INTA Castelar y Lamadrid. Se trata de proyectos de investigación que incluyen una etapa de producción e industrialización, lo que además de conocimiento científico genera impacto en la economía regional“.

Foto: Presidencia
El caso Garretón
En marzo pasado, el exdiputado nacional por Tucumán Facundo Garretón concedió una entrevista a eltucumano en la que brindó detalles de su experiencia en la industria cannábica en Uruguay y adelantó que si idea es “invertir para desarrollar la industria del cannabis en Tucumán”.
“Esperemos que podamos hacer algo en Tucumán, yo lo que más quiero es hacer algo acá para contribuir con la provincia, siempre quiero hacer cosas acá. Tuvimos algunas charlas con las universidades, con el CONICET, con el INTA, pero falta claridad para ver dónde van a estar las oportunidades. En función de la reglamentación y de las leyes, vamos a saber dónde tiene sentido invertir para desarrollar todo esto”, auguró, y se mostró entusiasmado con la posibilidad de producir alimentos a base de cannabis, desde barras de cereales hasta infusiones.

Fuente el tucumano

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí