Impacto en Gran Hermano: Furia enfrenta posible diagnóstico de leucemia

Inquietud en la casa de Gran Hermano: Furia abre su corazón a Bautista y Mauro, revelando indicios preocupantes sobre su bienestar.

12
Inquietud en la casa de Gran Hermano: Furia abre su corazón a Bautista y Mauro, revelando indicios preocupantes sobre su bienestar.

Juliana “Furia” Scaglione, concursante de Gran Hermano, abandonó temporalmente la casa para someterse a un chequeo médico en una clínica, desatando la preocupación entre sus compañeros y seguidores. Afortunadamente, regresó horas más tarde, trayendo un alivio momentáneo. Sin embargo, durante la madrugada, compartió con Bautista y Mauro una inquietante sospecha que la ha estado perturbando.

“En este momento tengo que pensar en que pase un estudio que me pueda dar leucemia. Tengo que esperar 48 horas para que me digan qué mierda tengo”, confesó Furia ante las cámaras. Sus palabras dejaron a todos consternados. A pesar de la gravedad de la situación, Juliana expresó su deseo de afrontar el desafío con calma y optimismo para no eclipsar su sueño de llegar a la final.

“Hoy debería estar tirada ahí, pensando que me puede agarrar una poron… y que tengo 33 años y que puedo tener cáncer en la sangre. ¿Estoy mal? No. Cuando te pasan cosas en la vida, tienes que vibrar alto porque te enojas. Creo que soy un gran ejemplo”, afirmó con determinación.

El martes pasado, Furia informó a sus compañeros sobre su necesidad de abandonar temporalmente el reality debido a problemas de salud. “El título, primero que nada, es: ‘Cuidar mi salud’. No quiero asustar a mi familia, ni a mi hermana, ni a los furiosos. Algo salió mal en un estudio de sangre y, como tengo un currículum familiar… por eso me preocupo”, explicó.

La valentía y positividad de Juliana frente a esta situación incierta inspiran a quienes la rodean, mientras todos aguardan ansiosamente los resultados de su estudio médico y le brindan su apoyo incondicional en este difícil momento.