Gerardo Morales habló por primera vez del caso de los tuiteros

El exgobernador de Jujuy negó que los dos hombres liberados haya estado presos por tuitear y que cometieron “un delito grave”. Vinculó el hecho directamente a gente relacionada con la agrupación Tupac Amaru

10

El exgobernador de Jujuy Gerardo Morales rompió el silencio hoy en la causa en la que ayer fueron liberados dos hombres que estuvieron más de 50 días presos tras publicar en la red social X mensajes sobre su vida personal.

Nahuel Morandini Roque Villegas fueron liberados ayer en la causa que se inició por una denuncia de María Eugenia Tulia Snopek, esposa de Morales, el 4 de enero pasado. Los hombres fueron detenidos al día siguiente.

Según la documentación, la acusación dice textualmente: “Los imputados MARCELO NAHUEL MORANDINI y HUMBERTO ROQUE VILLEGAS con pleno conocimiento de su falsedad, por lo que conocían las consecuencias de su accionar, iniciaron publicaciones en las redes y plataformas sociales, así como en medios de comunicación digitales que consistieron en atribuir la paternidad de la menor víctima GM a una persona distinta de la de su padre biológico, afirmando que su madre la engendró en una relación extramatrimonial. Estas afirmaciones se viralizaron en forma exponencial en redes sociales y de esta forma tornaron incierta la identidad de la menor G.M. y provocaron lesiones psicológicas en la señora María Eugenia Tulia Snopek”.

Hoy, Morales habló por primera vez del hecho y, en una extensa entrevista en Radio Mitre, negó que solo se trate “de un tuit” sino que, afirmó, es un delito grave que provocó un daño irreparable a su hija de dos años y a su esposa.

No se trata de una causa por tuitear en Jujuy, se trata de una causa que se sustancia por organizar, planificar, crear, difundir y tornar incierta y alterar la identidad de una niña de dos años. Y por lesiones agravadas por violencia de género, en el caso de mi mujer. Se trata de un delito grave, que si lo que pasó se simplifica que tiene que ver por un tuit, aparece como un tema que no tiene sentido. El problema es que se habla sin saber”, dijo Morales.

El ex candidato a vicepresidente de Horacio Rodríguez Larreta contó que es querellante en la causa y afirmó que todo fue organizado y planificado por una banda en un movimiento que comenzó en septiembre del año pasado.

Es un grupo de por lo menos 13 personas que participan en un WhatsApp, y de acuerdo a algunos textuales que surgen, desde septiembre intentaron instalar una infidelidad de mi mujer. Luego el 17 de diciembre, el 26, el 27, vuelven a intentar una mentira, que produjo una situación”, detalló.

Además de las dos personas que estuvieron detenidas, Morales mencionó directamente a al exministra de Mujeres, Género y Diversidad Elizabeth Gómez Alcorta, quien es una de las abogadas de los dos hombres detenidos y vinculó el hecho al grupo Tupac Amaru, que lideró Milagro Sala. También el exgobernador vinculó al grupo a Sabrina Roth, quien fuera coordinadora de prensa de esa organización social.

“Quería hacerme daño la banda, me lo hizo. Se lo hizo a mi familia, le hizo daño y cometió un delito sobre mi hija. No es un tuit, acá hay una organización de un grupo que es de la Tupac. Durante la causa de Milagro Sala se reunían en la casa de Liz Gómez (Alcorta) que es uno de los miembros de este grupo, a quienes voy a denunciar. Se reunían Gómez Alcorta, Sabrina Roth, los abogados de Milagro Sala. El año pasado participaron del cumpleaños de la hija de Milagro Sala la mayoría del grupo. El 19 y 20 de junio ellos mismos pergeñaron y en la casa de Liz Gómez se hacían las reuniones por el intento de golpe de Estado del que fuimos objeto. Morandini forma parte de una banda”, arremetió Morales.

Antes de ser funcionaria, Gómez Alcorta fue abogada de Milagro Sala, quien fue condenada en varias causas y está detenida desde enero de 2016. La exministra ha sido una de las más firmes defensoras de la ex jefa de la Tupac Amaru y ha calificado en varias oportunidades como un caso de “lawfare” su detención.

Fuente: Infobae.