Freelancers en Argentina: una tendencia que crece

Argentina es el tercer país del mundo más atractivo para contratar en remoto, y el primero de América, para lo que se necesita tecnología de alto rendimiento.

29

Esta semana se conmemoró en todo el mundo el Día del Trabajador, y me pareció una buena excusa para reflexionar sobre una modalidad de trabajo que me llama cada vez más la atención: los freelancers. Argentina es conocida por su talento “for export”, y los profesionales de este país son buscados alrededor del globo por compañías de todos los sectores. De hecho, de acuerdo con un reporte de Contratación Global de Deel Lab for Global Employment, Argentina es el tercer país del mundo más atractivo para contratar talento remoto, y es el primero de América Latina, por encima de Brasil y Colombia.

Este fenómeno ha generado un boom en la cantidad de argentinos que eligen trabajar como freelancers, eligiendo a qué proyectos se suman, y colaborando con equipos en todo el mundo: el Ministerio de Economía estima que cerca de 500.000 argentinos son freelancers que trabajan para el exterior. Esta tendencia en aumento se explica no sólo por la calidad del talento local, sino también por la brecha cambiaria entre Argentina y otros países, que favorece la contratación de este tipo de profesionales de manera remota.
Sin embargo, no son los únicos profesionales independientes los que trabajan para compañías del exterior, ya que muchos argentinos deciden adoptar este tipo de trabajo para colaborar también con empresas locales. O incluso, algunos colaboradores eligen el freelance como un complemento a su trabajo diario, buscando generar una fuente adicional de ingresos.


¿Por qué ser freelancer? La principal respuesta a esta pregunta es la autonomía y flexibilidad. Al trabajar de manera independiente, los profesionales eligen la mejor forma de organizarse en su trabajo, de balancear sus tareas laborales con su vida privada, y también tienen la posibilidad de ir regulando la cantidad de proyectos con los que trabajan a la vez.

Programadores, desarrolladores, profesionales de diseño (web, gráfico, de interiores), arquitectos, expertos en marketing y comunicación, son los perfiles que más suelen elegir esta modalidad de trabajo en Argentina. Todos estos tienen una característica en común: necesitan de tecnología de alto rendimiento para poder llevar adelante sus tareas y conectarse con sus equipos. Al mismo tiempo, se trata de profesiones con una gran demanda de cómputo y capacidad de procesamiento. Por ejemplo, los programadores y desarrolladores precisan de todo el poder de la tecnología para demostrar su potencial innovador; mientras que los diseñadores y arquitectos generalmente utilizan programas de renderización o edición, tareas con alta exigencia para los equipos.

A todo este poder de cómputo se le suma una particularidad: los freelancers tiene un solo equipo para todas sus necesidades tecnológicas, incluyendo las de su vida personal. Son una fuerza de trabajo remota, por lo que la principal característica es que sus equipos son móviles y necesitan ser livianos, delgados, portables. Pero, además, con la notebook con la que trabajan también miran películas y series; generan contenido; estudian; juegan y/o hacen stream. Tal vez tengan sus propios canales de Twitch o YouTube como hobby, o incluso, sobre todo profesionales como diseñadores o arquitectos, utilicen estas plataformas para publicar y publicitar los resultados de sus trabajos, cumpliendo el rol de “Currículum Vitae multimedia”.

Sus equipos pasan a ser una extensión de su persona desde todo punto de vista. Es por eso que, como empresa de tecnología, apostamos a la innovación y acercamos a los usuarios equipos con Procesadores Móviles AMD Ryzen con capacidades multitarea, que permiten adaptarse a la actividad de los usuarios, garantizando el mejor rendimiento en todo momento.

Argentina lidera la tendencia en esta modalidad de trabajo que, sin dudas, promete seguir creciendo como resultado de la globalización que atraviesa a todos los sectores. Es el compromiso de las compañías como AMD las que permiten continuar innovando para acompañar la evolución de la sociedad hacia un mundo más conectado y productivo, siendo punta de lanza en materia de tecnología, y empoderando a las personas para que puedan alcanzar su máximo potencial.

fuente: los primeros