Estas son las mejores canciones del 2020

8

1. Bob Dylan – “Key West (Philosopher Pirate)”

Una nueva balada clásica de Dylan. Si bien no la única en Rough and Rowdy Ways, sí es la que lanza el hechizo más profundo y oscuro. En los nueve minutos de “Key West (Philosopher Pirate)” él está a la deriva en Florida, murmurando el blues del Sunshine State sobre un acordeón fantasmal, mientras gruñe: “Key West es el lugar para estar si estás buscando la inmortalidad”. Pero incluso en este paraíso de palmeras, Dylan tiene el camino de la desolación (“Desolation Row”) en el corazón. Este forajido todavía está atento, buscando la próxima oportunidad de escapar. R.S.

2. Nathy Peluso – “Bzrp Music Sessions Vol.36”

“Qué buena vista tenés cuando me ponés en cuatro patas”. Así arranca Nathy Peluso sobre el beat tribal postdisco que Bizarrap diseñó para la ocasión. Partido liquidado. Todo lo que viene después es la consumación de algo que si ha de ser hit lo será en una realidad de la que solo tiene control el productor enigma del trap argentino. S.C.

3. The Strokes – “Bad Decisions”

En un disco influenciado por la década del 80 y los sintetizadores, “Bad Decisions” suma elementos de “Dancing with Myself”, de Billy Idol. A los cuarenta años, un lánguido Julian Casablancas canta sobre las malas decisiones tomadas e invita a bailar en lo que este año fue el segundo corte adelanto de The New Abnormal. S.R.

4. The Weeknd – “Blinding Lights”

Con sus sintetizadores difusos y su línea de caja de ritmos, “Blinding Lights” es la mejor canción new wave de este lado de Duran Duran. En solo tres minutos, The Weeknd repasa una gran cantidad de señales de canciones pop de los ochenta: llamadas telefónicas sin respuesta, conducir rápido solo para sentir algo, luces que representan la soledad, pero la verdadera magia es cómo su voz y la línea del teclado de la canción permanecen en tu cabeza mucho tiempo después de que le inyecte nueva vida al cliché lírico más grande de los ochenta: “No puedo dormir hasta que sienta que me tocás”. K.G.

5. Dua Lipa – “Don’t Start Now”

No es el primer sonido que escuchás, pero el bajo increíblemente gordo y ágil de “Don’t Start Now” es el que dura más tiempo. El tema resume la esencia sonora y metafísica de Future Nostalgia: atemporalidad pura y sin cortes. Es perfecto para cualquier época, incluso esta: una canción que anhela ser tocada en un club repleto. J. B.

6. Trueno feat. Nicki Nicole – “Mamichula”

Con una letra hecha en tres horas en el estudio de Bizarrap, Trueno y Nicki Nicole cuentan qué se siente estar entre los artistas más populares con cita a 2Pac (“Como Pac/ All Eyez on Me”) sobre un beat espeso y guitarras clásicas y sellan su flechazo con una escena en el video a lo Gaspar Noé en Love. E.Z.

7. Fito Páez – “La canción de las bestias”

Hecha en el groove de “Blackbird”, de The Beatles, pero en un tono menor, “La canción de las bestias” es un tema central en el último álbum de Páez, La conquista del espacio. “Todas las bestias sufrimos sin parar, lloramos nuestras penas en silencio”, canta el rosarino empatizando con quienes se equivocan y son juzgados por la sociedad biempensante sin miramientos. Una balada acústica y emotiva, con arreglos de cuerdas, que se ubica con naturalidad entre las mejores y más sensibles composiciones de Fito de las últimas décadas. S.R.

8. Cardi B feat. Megan Thee Stallion – “WAP”

En las profundidades más oscuras del encierro por el Covid, en un momento de la historia en el que salir de tu casa podría literalmente hacer que te maten, Cardi B y Megan dieron las instrucciones perfectas sobre cómo vencer la tristeza de la cuarentena: “Engulléme, trágame, gotea por mi costado/ Rápido, salta antes de que dejes que se meta dentro de mí”. El sonido de dos de las mujeres más fuertes de la música poniendo desafiante el principio del placer al frente y al centro, en un momento en que la diversión y la alegría parecían muertas. J.D.

9. Fiona Apple – “Ladies”

Fetch the Bolt Cutters, de Fiona Apple, fue un triunfo profesional en muchos sentidos, y en ninguna parte es más evidente que en “Ladies”, una carta de amor imaginaria a la “puerta giratoria” de una ex, que acaba de ponerse de novia. Es una conversación tan sincera como irónicamente divertida: Apple nunca ha sonado más segura de sí misma. C.S.

10. Bruce Springsteen – “Letter to You”

Basta repasar la letra de “Letter to You” para entender por qué el Jefe la eligió para bautizar su disco (y como primer corte de difusión): la canción es un resumen de la obra, o una especie de hoja de presentación que avisa que lo que viene tiene “todos mis miedos y dudas” y “toda mi felicidad y dolor”. D.M.

11. Taylor Swift – “august”

Es difícil elegir las mejores líneas de este punto culminante de Folklore: “August bebió un sorbo/ Como una botella de vino” o “Cancelar planes en caso de que llamaras/ Y decir: ‘Encuéntrame detrás del centro comercial'”. De cualquier manera, “august” representa una aventura playera de verano que salió mal. Es parte de la trilogía del triángulo amoroso adolescente en el corazón de Folklore que incluye “Betty” y “Cardigan”, cada una contada desde diferentes perspectivas. Algo así como St. Elmo’s Fire sin el saxofón cursi. La ágil voz de Swift se eleva a través de la instrumentación de cuerdas mientras cuenta la historia desde el lado de la “otra” mujer. A.M.

12. Róisín Murphy – “Murphy’s Law”

“Siento que mi historia aún no se ha contado/ Pero hago mi propio final feliz”, entona la cantante irlandesa Róisín Murphy en la parte superior de “Murphy’s Law”, un track de su álbum Róisín Machine. Construida alrededor de un ritmo disco exuberantemente funky y decorada con sintetizadores en cascada, “Murphy’s Law” toma prestado el viejo adagio (convenientemente el mismo que su propio nombre) para mostrar cuán obstinado puede ser un corazón roto: “Es la ley de Murphy, voy a encontrarte esta noche/ Solo un fósforo podría volver a encender la llama”, ronronea en un alto gutural. Al diablo con los riesgos, Murphy sigue intentando escribir ese final feliz, exhortándose a sí misma con el “sigue, sigue” al cierre de la canción. J.F.

13. Bad Bunny – “Yo perreo sola”

No quedan dudas de que una de las figuras más importantes de 2020 a nivel mundial fue Bad Bunny. Su canción “Yo perreo sola” causó furor especialmente por el video en el que aparece como drag queen, rompiendo con varios estereotipos patriarcales de la música urbana. Acompañado de la cantante Nesi en las voces, juntos crean un ida y vuelta en un reggaetón de ritmo agresivo que defiende el goce y la independencia de la mujer en la pista de baile. J.G.

14. Bandalos Chinos – “El ídolo”

En Paranoia Pop, Bandalos Chinos se propuso hacer una revisión del pop, así que no podía faltar la figura del ídolo. La canción abre con violines y una melodía melosa al estilo Elvis Presley (una figura que también se retoma en el video en donde Goyo Degano, el cantante, personifica a un Elvis avejentado). De repente, la canción cambia de rumbo con coros al estilo de los Beach Boys y un saxo ochentoso que acompañan una melodía alegre y llevadera. J.G.

15. La Renga – “En bicicleta”

El quinto adelanto de lo que será el próximo álbum de La Renga tiene destino de clásico y un lugar de privilegio seguramente cuando vuelvan los shows de estadio. “Un levantado contra la intemperie y todo lo que vendrá”, canta Chizzo en medio del tema, justo en el momento en el que el trío de Mataderos toma vuelo psicodélico. Su lanzamiento fue acompañado por un video en plan cómic, que amontona referencias culturales, de Neil Young a Allen Ginsberg y de Pappo a Hermann Hesse. S.R.

16. Phoebe Bridgers – “Kyoto”

La destacada cantante y compositora de rock indie que se destacó en 2020 ofrece una obra maestra de majestuosa indecisión y honestidad absoluta en su álbum Punisher. Bridgers canta sobre viajar al extranjero, perderse los viajes de arcade con su banda, visitar lugares de culto aburridos y tener conversaciones desagradables en teléfonos públicos con alguien a quien preferiría olvidar. Originalmente fue escrito como una balada, pero Bridgers lo aceleró y agregó una instrumentación caótica, ingresando la línea mordaz “Te voy a matar/ Si no me ganás” en el canon del gran beso del rock & roll. A.M.

17. Mac Miller – “Good News”

Este simple póstumo te lleva directamente al cerebro de Miller, que a veces era un lugar difícil. Miller, quien luchó contra las drogas y la depresión y murió de una sobredosis accidental en 2018, rapea con un cansancio imposible, yendo por el callejón sin salida del pensamiento negativo que puede mantenerte en la cama a pesar de tus mejores intenciones: “Deseo que pudiese simplemente salir de mi maldita manera/ ¿Qué hay que decir?/ No hay mejor momento que hoy. Pero tal vez me acueste un poco, sí”. Pero hay calidez aquí, tanto en el ritmo dulcemente traqueteante como en la entrega de Miller, y también indicios de optimismo. Uno tiene la sensación de que Miller habría encontrado una salida de la oscuridad, tarde o temprano, lo que hace que el golpe sea aún más difícil. C.H.

18. Megan Thee Stallion feat. Beyoncé – “Savage Remix”

“Savage” ya se destacó en el mixtape Suga de principios de 2020 de Megan Thee Stallion. El remix con Beyoncé lo lleva a un nuevo nivel dominante. Beyoncé, resplandeciente, hace de este tema un verdadero momento de antorcha con su compatriota nativa de Houston. Convierten la celebración de su grandeza en un himno imparable de empoderamiento. J.D.

19. Divididos – “Cabalgata deportiva”

Imaginate lo que tenés que tocar para que se destaque tu parte en una banda que compartís con Ricardo Mollo y Catriel Ciavarella: así de monstruosa es esta performance de Diego Arnedo, el bajista de rock definitivo, que toca funk hasta cuando parece que no toca funk y -en este caso- le sube un par de puntitos de velocidad y empuje al pulso negro de “Salir a asustar”. La urgencia de las estrofas y la bajada melódica del estribillo son de la escuela Pappo’s Blues, y el todo parece diseñado para destrozar la inercia del año letárgico. D.M.

20. The 1975 – “If You’re Too Shy (Let Me Know)”

La oda de Matty Healy a actuar cachondo a través del chat de video no fue escrita con la pandemia de Covid-19 en mente, pero, vamos, el tiempo se resolvió en eso. “If You’re Too Shy” apareció en un extenso álbum de 80 minutos que se apartó mucho del sonido habitual de 1975, lo que hace que el estilo puro de la banda sea aún más atractivo: es un poco divertido, un poco sórdido, un poco años 80 -okey, demasiado 80-. Pero, sobre todo, es un buen momento. C.S.

21. Nicki Nicole – “Mala vida”

Es probable que Nicki Nicole no pueda superar el impacto de “Wapo traketero”, aquel hit que contaba, además de con una melodía irresistible, con el encanto de lo iniciátivo. Pero “Mala vida” se impone en su repertorio como definitorio de una marca de estilo. Todo es flow y melodía al mismo tiempo, todo se destapa como microvariaciones de un coro que contiene el resto de los versos. Hay preestribillo, estribillo y postestribillo. Una canción-mamushka. Y para los tiempos que corren, un verso que invita a salir a luchar: “Los tiempos están cambiando y nosotros también/ La calle está ardiendo guiándome/ Ni olvido ni perdón a lo que fuiste ayer”. S.C.

22. Ozzy Osbourne feat. Elton John – “Ordinary Man”

“Cuando estaba componiendo ‘Ordinary Man’ me recordó a una vieja canción de Elton y le dije a Sharon (esposa y manager de Ozzy): ‘Me pregunto si él cantaría en el tema’. Lo consultamos y sorprendentemente él estuvo de acuerdo, y canta y toca el piano en la canción”, contó Ozzy Osbourne sobre esta balada épica que comparte con Elton John y que le da el nombre a su última producción. “No quiero morir como un hombre común”, canta el Príncipe de las Tinieblas y, como broche de oro, le deja a su amigo Slash el solo de guitarra. S.R.

23. Idles – “Grounds”

Minimalista y aterrador, el segundo track del último trabajo de Idles, Ultra Mono, es una muestra de hasta dónde puede llegar esta banda de lunáticos de Bristol. “Para mí ‘Grounds’ es una melodía de hip-hop… Es como nuestro guiño a ‘Fix Up, Look Sharp’, de Dizzee Rascal”, aseguró el cantante Joe Talbot, quien invitó al australiano Warren Ellis (compañero inseparable de Nick Cave), que se encontraba de paso por el estudio, a que se sumara a la grabación del tema con apenas un “hey”. Esa presencia fantasmagórica bastó para inspirar la performance de la banda. S.R.

24. Rolling Stones – “Living in a Ghost Town”

Genios del timing y de todo lo demás, Mick Jagger y Keith Richards tenían grabada desde 2019 una canción que hablaba de vivir en un pueblo fantasma (pensada para un futuro disco) y decidieron lanzarla -cómo no- a días de que el mundo entrara en cuarentena. Hay algo de reggae y mucho de blues en ese tándem de bajo y armónica que construye un groove espeso que podría incluso ser sensual si la letra no nos hiciera pensar tanto en lo que seguimos sin recuperar de la vieja normalidad. D.M.

25. Lucía Tacchetti – “Apagón”

Solo con escuchar los primeros segundos de Eleté, uno se da cuenta de que Lucía Tacchetti es una de las voces argentinas que más apuesta a la electrónica. “Apagón” abre el disco con sintetizadores graves e inquietos. De a poco, se suman más capas de teclados y beats que crean un pop divertido y dinámico, pero también introspectivo gracias a su voz suave que canta sobre esos días de desgano en donde uno solo tiene ganas de decir: “Apago todo”. J.G.

Fuente La Nación

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí