Equinoterapia, una alternativa para curar

La Asociación Argentina de Actividades Ecuestres para Discapacitados (A.A.A.E.P.A.D) fue fundada por la Sra. Maria de los Ángeles Kalbermatter ya hace más de 35 años. Es pionera en el desarrollo de la Equinoterapia en la Argentina, y junto con Brasil, en Latinoamérica.

34

Los celtas acostumbraban a regalar un caballo a la persona de la comunidad que había sufrido la pérdida de un ser querido porque sabían que la ayudaría a sanar la ausencia y, además, creían que el caballo era mensajero entre los dos mundos.

Muchos pueblos entendieron que el caballo era más que un animal a su servicio para la guerra, el transporte y el trabajo. En algunas culturas lo elevaron al estatus de divinidad. Durante milenios, estos animales han demostrado a los humanos que su presencia y compañía causan grandes cambios anímicos. Sin embargo, su función terapéutica nunca había sido objeto de estudio de la ciencia, hasta mediados del siglo XX, cuando empezó a utilizárselos para rehabilitación de diferentes enfermedades que involucraban discapacidad física y psíquica.

Los caballos se comportan socialmente en forma noble, equilibrada. Sólo les preocupa el bienestar y la supervivencia de su especie

La Argentina fue un país precursor en la implementación de este tipo de terapias. Hace 36 años, cuando María de los Ángeles Kalbermatter empezó a realizar la actividad, sólo se la conocía en Europa y Estados Unidos, sin mucha aceptación. Debido a la amputación de su pierna, a los 27 años, María de los Ángeles eligió hacer rehabilitación haciendo equitación, algo que no tenía precedente.

Por lo inusual de su iniciativa, sus profesores no supieron decirle que no. A lo largo de los años, no sólo demostró que se podía hacer, sino también que empezó a llevar a niños con diferentes patologías para que practicaran y sintieran la mejoría que ella sentía.

“Los únicos que creían en esto eran aquellos que amaban los caballos. Hoy, 36 años después de haber fundado la primera escuela de equinoterapia en Latinoamérica, me siento orgullosa. En el país de los caballos, era imposible que esto no funcionara. A la escuela se han acercado todo tipo de pacientes: con trastornos graves en su gran mayoría, pero en los últimos años también se han sumado pacientes que habían sufrido ACV, depresión, estrés, alumnos que al contactarse con el caballo descubren el poder sanador de este animal maravilloso. He formado muchas generaciones de equinoterapeutas y me siento feliz por todo lo que la vida me dio. Lejos de sentir la amputación como una pérdida, fue el motor de arranque de todo esto que es milagroso vivir día a día”, relata.

Del muro de Facebook de Alfredo Ureta

La Asociación Argentina de Actividades Ecuestres para Discapacitados (A.A.A.E.P.A.D) cuenta actualmente con 250 alumnos discapacitados de todas las edades y patologías y trabaja con un Equipo Interdisciplinario de Profesionales del Área de la Salud y Educación, de más de 20 personas.

Adicionalmente cuenta con un plantel de 30 caballos elegidos, preparados y entrenados por los Intructores de AAAEPAD, los Sres José Luis Pagani y Ariel Fernando Pagani, quienes hace 25 años son los encargados de armar, planificar y realizar las clases de Equinoterapia.

Desde un comienzo se contó con el apoyo y ayuda de muchísimas personas que creyeron e hicieron posible que AAAEPAD se convierta en la Institución que es hoy. Fuente: aaaepadpalermo.org

FOTOGRAFÍA: https://informacionde.info/informacion-sobre-la-equinoterapia-que-es-cuales-son-sus-beneficios/

Ventana del Norte

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí