Con la meta de volver a la Luna en 2024 y llegar a Marte en la siguiente década, la NASA ha puesto la vara bien alta en pos de la nueva conquista del espacio.

Y a esa ambiciosa misión, se suman no solamente otras agencias espaciales del mundo, sino también empresas privadas, las nuevas vedettes que buscan tomar la delantera a los gobiernos en la conquista del espacio.

Así, SpaceX está buscando lugares relativamente planos, cálidos y libres de peligros para dejar su próximo vehículo de lanzamiento, llamado Starship sobre Marte, que no es más ni menos que un enorme cohete de dos etapas, para aterrizar 150 toneladas y hasta 100 personas a la vez en Marte, con las primeras misiones espaciales a nuestro vecino en el Sistema Solar.

Cada sitio de aterrizaje candidato es un lugar donde el agua congelada puede estar enterrada bajo un poco de tierra roja y, por lo tanto, accesible para robots y personas. Ese hielo podría, en teoría, extraerse, derretirse y convertirse en suministros preciosos como agua, aire y combustible para cohetes.

SpaceX está considerando al menos 9 sitios de aterrizaje para naves espaciales sobre el planeta Marte. Las imágenes de dichos sitios provienen de HiRISE, un telescopio operado por la Universidad de Arizona que está montado en la nave espacial MRO que orbita hoy Marte.

La idea de Musk de recargar combustible en una estación espacial y continuar el viaje a Marte (SpaceX)
La idea de Musk de recargar combustible en una estación espacial y continuar el viaje a Marte (SpaceX)

Todas las solicitudes de imágenes de la nave espacial fueron presentadas por Nathan R. Williams, un geólogo planetario de la NASA JPL. Williams solicitó previamente docenas de imágenes en apoyo de la próxima misión rover Mars 2020 de la NASA, que intentará aterrizar en el cráter Jezero. También ha pedido docenas de fotos para apoyar la ahora desaparecida misión de Red Dragon de SpaceX a Marte.

El sueño de pisar el planeta rojo está cada vez más cerca (NASA)
El sueño de pisar el planeta rojo está cada vez más cerca (NASA)

“Bajo la dirección de JPL, el equipo de HiRISE ha estado imaginando sitios de aterrizaje candidatos para SpaceX”, dijo McEwen a Business Insider en un correo electrónico. “Este esfuerzo comenzó en 2017, inicialmente para el módulo de aterrizaje Red Dragon, y continúa para su vehículo Starship”.

Según se pudo analizar, los sitios de aterrizaje son relativamente planos, cálidos, sin rocas y presumiblemente helados.

Musk dijo en los últimos años que quiere que SpaceX ayude a construir una ciudad autosuficiente en Marte a mediados de la década de 2050, en parte como una forma de “respaldar” a la humanidad como un disco duro.

Fuente: Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here