Es la unidad de tiempo más corta jamás registrada (y medida) hasta la fecha y los científicos la han llamado zeptosegundo.

Dörner y su equipo hicieron historia al calcular por primera vez el tiempo que tarda una partícula de luz en atravesar una molécula de hidrógeno (H2), que son 247 zeptosegundos, para ser exactos, según los resultados de su trabajo, publicados el 16 de octubre en la revista Science.

Para medir ese fragmento de tiempo tan corto, tomaron rayos X del PETRA III, un acelerador de partículas en Hamburgo, y observaron el tiempo que tarda el fotón (una partícula de luz) en viajar de un átomo al siguiente.

Al fijar la energía de los rayos X, los investigadores hicieron que un fotón eliminara los dos electrones de la molécula de hidrógeno (que tiene dos protones y dos electrones). El fotón hizo rebotar los electrones de la molécula como un guijarro rebotando sobre el agua de un estanque, creando un patrón de onda que se llama patrón de interferencia.

«Usamos la interferencia de las dos ondas de electrones para calcular con precisión cuándo el fotón alcanzó el primer átomo de hidrógeno y cuándo alcanzó el segundo», dijo en un comunicado Sven Grundmann, coautor del estudio en la Universidad de Rostock en Alemania.

Gracias a un microscopio especial, un detector de partículas muy sensible capaz de registrar reacciones atómicas y moleculares extremadamente rápidas, Dörner y su equipo registraron el tiempo que tarda en producirse esa interferencia.

Sin embargo, aunque es un hito haber logrado calcular ese tiempo usando esta medida, el descubrimiento de los zeptosegundos no es nuevo.

Fuente: El Tecnológico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí