El vicepresidente de Vélez realizó declaraciones y expuso a la dirigencia de Atlético Tucumán

Augusto Costa, vicepresidente primero del Fortín, aseguró que el exarquero del Decano era una de las cinco opciones que manejaban para reforzar el arco, pero que una generosa postura de Atlético facilitó la operación.

7
Tomás Marchiori y la dirigencia de Vélez.

El pasado 15 de enero, Tomás Marchiori, que se había establecido como el dueño del arco de Atlético Tucumán sorprendió al pueblo Decano al firmar con Vélez Sárfield, dejando así un puesto clave en la cancha que el equipo de la dupla Gómez – Orsi tenía solucionado.

Sin información oficial de 25 de Mayo y Chile sobre la partida del golero, este domingo, a través de declaraciones de la dirigencia del Fortín, se conoció que Atlético aceptó no cobrar ningún dinero “en el corto plazo” por su arquero titular, lo que facilitó la operación en favor del conjunto de Buenos Aires. 

“Por Tomás (Marchiori) conseguimos que Atlético Tucumán aceptara que no le paguemos nada en el corto plazo para poder destrabar la operación”, lanzó Costa en una entrevista con el programa partidario Sábado Vélez, exponiendo a la dirigencia del Decano, que atravesó un mercado de pases muy complicado que no terminó de convencer a los hinchas. 

En ese sentido, el vicepresidente primero de Vélez contó que la busqueda de arquero para el club fue complicada: “teníamos cinco alternativas identificadas como posibilidades, y cuando fuimos a hacer las consultas, de los cinco, en cuatro nos dijeron que eran intransferibles porque se quedaban sin arquero”. “Había una dificultad enorme de evaluar alternativas porque los clubes no estaban dispuestos a largarlos o era sólo por la cláusula. De estas cinco opciones, cuatro eran del mercado local y uno del extranjero. Y ejecutar una cláusula en el mercado local es una situación difícil además de un montón de plata en general. El único club que quiso negociar fue Banfield por Cambeses, y ahí empezamos la negociación hasta que apareció Racing con una propuesta imposible de equiparar en términos económicos; y más allá de que el jugador quería venir al club, por una cuestión económica quedamos afuera, porque también está la decisión de ‘no podemos cometer irresponsabilidades de hacer contrataciones y hacer erogaciones que después nos van a impedir la sustentabilidad económica del club”, agregó.

“Entonces cuando se cae lo de Cambeses, fuimos a presionar las otras 4 alternativas, hasta que Atlético Tucumán aceptara la negociación por Marchiori, hicimos un esfuerzo muy grande y por suerte pudimos incorporar un arquero que venía en un gran nivel, que rápidamente se adaptó al club y que empezó a tener actuaciones en línea con lo que nosotros esperábamos. Esa es sólo una de las situaciones que tuvimos que atravesar”, señaló.

Los detalles de la operación entre Vélez y Atlético, fueron conocidas por los hinchas a través del periodista César Luis Merlo, que afirmó que el Fortín adquirió el 100% del jugador. Marchiori fue vendido por 1.200.000 dólares, cifra que, según Merlo, se divide en un 50% para Atlético y el otro 50% para Gimnasia y Esgrima de Mendoza y que la transacción se haría en cuatro cuotas, sin especificar las fechas de pago.

Fuente El Tucumano