El puente Beipanjiang se encuentra cruzando el cañón del río Nizhu a 565 metros de altura y tiene una extensión de 1,3 kilómetros. Conecta las provincias de Yunnan y Guizhou al sur de China. El puente contiene cuatro pistas por lado y es parte de una red de nuevas rutas en torno a ambas provincias que permitirán el acceso en zonas inaccesibles.

Tuvo un costo superior a los mil millones de yuanes, unos USD 144 millones. Esta construcción comenzó en 2013, y en la etapa de diseño hubo especial cuidado con los fuertes vientos de la zona, causados por el Valle de Beipanjiang.

China se ha convertido en un hot spot por romper records. El terreno montañoso en las regiones occidentales del país permitió construir el puente de superficie vidriada más largo y alto del mundo y el primer puente de suspensión en vidrio.

Ventana del Norte

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí