Julieta Prandi atraviesa un difícil momento personal: denunció a su ex marido y padre de sus hijos, Claudio Contardi (51), por violencia familiar. Según contó, los niños están sometidos a hábitos preocupantes por parte del hombre.

Prandi se separó del empresario en febrero de este año, pero hace unos tres años vivía un calvario: “Vivimos bajo el mismo techo con un montón de artimañas que él utilizó para retenerme. La primera era el diálogo, ‘pensalo’, no sé qué… La segunda fue la amenaza: ‘Me voy a matar si terminamos’. La tercera fue: ‘Esto fue una estafa de tu parte, un acto premeditado. Vos sabías que te querías separar y por eso esperaste a mudarnos'”.

“En un momento jugó con su salud diciendo que tenía un problema en el estómago, me hizo creer que tenía una enfermedad grave. A mitad de año, cuando ya vio que no había vuelta atrás y que mi decisión era una decisión tomada, llegamos a hablar de la parte económica. Le dije: ‘Yo no tengo a dónde irme, esta es nuestra casa'”, contó.

La vivienda en cuestión es una de Escobar, que Prandi y su ex compraron juntos. Pero él la amenazó: “Yo de acá no me voy, y te vas a ir sola y sin los nenes… Si te separás yo me quedo con los nenes”.

En una entrevista brindada a Infobae, la modelo relató su sufrimiento, que incluye ataques a su hijo. “Mi ex se refiere a mí como ‘la yegua’, ‘la putita’ o ‘la tilinga’. Y así hace que Mateo me llame. Cuando yo lo llamo por teléfono a mi hijo para tener comunicación con él, el padre está supervisando esas conversaciones, está delante de él. Le dice cuándo tiene que cortar, lo que tiene que decir, tiene prohibido decirme que me quiere o que me extraña”, detalló.

Contardi, ex de Julieta, acusado de violencia familiar.

Prandi detalló que Mateo “complace a su papá porque tiene miedo” y que su ex mardio lo obliga a aprenderse un “libreto”. “En otro juego macabro, el padre le estaba enseñando que si algún día le tocara hablar con el juez, él tenía que decir que yo le pego. Me enteré de todo esto hace una semana más o menos. Por eso hice la denuncia de violencia familiar”, advirtió.

Ante la denuncia, el juez declaró una perimetral, es decir, que Prandi y Contardi no pueden acercarse. 

“Me llevó a vivir a Escobar y mi casa se terminó de convertir en mi cárcel. Nunca quiso que yo manejara: que en la Panamericana se mata mucha gente, que el bebé, que no sé qué”, dijo la conductora.

Hay una mujer llamada Lorena que protagonizó otro violento episodio. Prandi trabajaba el fin de semana en Uruguay y necesitaba un pasaporte, pero el viernes su pasaporte y billetera había desaparecido. Ella hizo el trámite exprés, pero él no la dejó viajar.

Al día siguiente, desapareció el teléfono de Prandi. Ella se vio obligada a acudir a un locutorio y llamarlo por teléfono. “¡Que aparezca mi teléfono porque van a ir todos presos!”, le pidió ella, a lo que Mateo preguntó: “Papá, ¿por qué mamá dice que vamos a ir todos presos?” y se largó a llorar. Mientras, su ex marido empezó a filmar a su hijo mientras lloraba y preguntaba eso.

Resultado de imagen para Julieta Prandi contó el calvario que vive con su ex pareja

Para Julieta, Lorena es otra figura clave en esta trama: amiga de Claudio Contardi, cuidaba muchas veces a los chicos y en un momento se quedó a vivir con la familia como niñera. Al tiempo le hizo un juicio laboral a Julieta en el que le pidió más de un millón de pesos.

“Nunca me llegó a pegar. Me gritaba pegado a mi cara. En un momento me encierro en el baño y me sigue gritando afuera, empieza a patear la puerta y la rompe a patadas. Mis hijos estaban allí escuchando todo”, recordó Prandi sobre su ex pareja.

“Yo ya tuve miedo por mí, pero hoy no. Hoy tengo miedo por mis hijos”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here