Sajad Gharibi debutará a fin de año en Bare Knuckle Fighting Championship (BKFC), la competencia de boxeo -con nudillos al descubierto- más violenta y sangrienta del mundo.

Mientras espera a que se defina su rival, el “Hulk iraní” mostró en redes sociales cómo entrena de cara a la lucha, levantando mancuernas y doblando asaderas.

Gharibi, que pesa 175 kilos y mide 1,80 metros, expresó: “Cuento los momentos para aplastar a mi oponente”.

Sajad se hizo famoso en 2016 luego de comunicar que se alistaría en el ejército de su país, aunque no lo terminó realizando.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí