El hermano del vocero presidencial fue nombrado como asesor en Defensa

Francisco Jorge Adorni es contador público y su designación está a la firma de Luis Petri; la polémica en medio de medidas de ajuste.

9

El Ministerio de Defensa tiene avanzado un trámite para designar como asesor al contador Francisco Jorge Adorni, hermano del vocero presidencial, Manuel Adorni, lo que genera reacciones en las redes y en sectores cercanos a la cartera que conduce el radical Luis Petri. 

En medio de medidas de ajuste en el área salarial y personal por parte del gobierno de Javier Milei, esto causa gran polémica en el ámbito político.

El ministro Luis Petri ordenó suspender un aumento de haberes equivalente al 20% para el personal militar. La orden forma parte de un plan de jerarquización salarial que el gobierno anterior había programado en dos tramos para 2024. Según informaron las fuentes del gobierno actual, estas partidas para garantizar las mejoras que implicaba ese anuncio no estaban contempladas en el presupuesto. 

Adorni confirmó la designación pero también afirmó que su hermano trabaja en el Estado desde hace décadas y que desde entonces viene ocupando cargos en distintas dependencias oficiales. El hermano del vocero presidencial cobraría 2,2 millones de pesos por mes, según informaron los medios.

Franciso y Manuel Adorni.

Francisco desde este 1° de febrero pasó a desempeñarse como asesor de las conducción de Defensa, a cargo del radical Luis Petri. En la normativa que lo oficializa se sostiene que “se deja constancia que se procedió a incorporar a las actuaciones la documentación exigida por la Circular SLyT., N° 4/02, copia de DNI, título, CV firmado, Declaraciones Juradas de Incompatibilidades debidamente suscriptas, y certificado de antecedentes penales (v. orden N° 3 a 9). Del mismo modo, se destaca que se encuentra en proceso de tramitación el Certificado de Aptitud Psicofísica, los que se incorporarán dentro de los TREINTA (30) días de firmada la mencionada Resolución”.

En la tarde de este jueves algunos ocupantes de la sede de Defensa no podían ocultar su malestar al haber conocido el contenido de la resolución. Es que la publicación de la misma se produjo casi en paralelo al anunció de la anulación del pago de las dos cuotas del incentivo para el personal militar.