El Gobierno de Tucumán financiará la reactivación de las excavaciones en el Pozo de Vargas

El ministro de Justicia de la Nación, Martín Soria, acordó con el gobernador Manzur que la provincia financiará el reinicio de los trabajos en la mayor fosa común de la dictadura cívico militar, que se paralizaron desde 2015. Todavía 35 víctimas esperan conocer su identidad.

3

La semana pasada, el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Martín Soria, acordó con el gobernador Juan Manzur que se reactivarán las excavaciones en el Pozo de Vargas tras más de cinco años de parálisis y cuando todavía hay 35 cuerpos que esperan conocer su identidad tras ser hallados en la mayor fosa común de la dictadura cívico militar con 148 víctimas.


La Provincia de Tucumán aportará los fondos necesarios para reactivar los trabajos que se llevan adelante con disposición de la Justicia Federal, al haber una causa pendiente sobre los 35 cuerpos que todavía no fueron identificados. El juez federal Fernando Poviña debe determinar los requerimientos necesarios para la reanudación de los mismos.


Las tareas corresponden a los entre 4 y 5 metros finales de la excavación de una profundidad de 40 metros: los trabajos se deben realizar a nivel subterráneo on gran equipamiento que va desde oxígeno a especialistas ante la presencia de napas.
“Tenemos mucha expectativa de que rápidamente se retomen los trabajos para concluir esta primera etapa. No hay ninguna razón para que los trabajos no se completen. Más allá de cualquier cuestión política, se trata de un gesto humanitario”, enfatizó el legislador provincial Gerónimo Vargas Aignasse en declaraciones a Perfil: tras la visita de Soria mantuvo un encuentro con Poviña para avanzar en la reactivación de las excavaciones.

El ministro Soria en Tucumán, junto al gobernador Manzur y la presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Claudia Sbdar. Foto: Twitter @JuanManzurOk

Vargas Aignasse con el el juez federal Fernando Poviña. Foto: Twitter @GeroVAignasse
Vargas Aignasse es hijo del senador Guillermo Vargas Aignasse, detenido y desaparecido por la dictadura en Tucumán: sus restos fueron identificados en el Pozo de Vargas, tras haber sido visto por última vez con vida el 24 de marzo de 1976, día del golpe. En 2008, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Tucumán condenó a prisión perpetua al represor y exgobernador Antonio Domingo Bussi por su asesinato.
En el año 2001, a partir de la serie de testimonios y denuncias comenzaron los trabajos de inspección de la zona (que hacia el siglo XIX formaba parte del trazado ferroviario para abastecer a las viejas locomotoras a vapor) de la mano del Grupo interdisciplinario de arqueología y antropología de Tucumán (GIAAT): el 8 de mayo de 2002 se encontró una construcción subterránea de tres metros de diámetro y unos 40 de profundidad en el predio de Antonio Vargas.


El presidente Néstor Kirchner se detuvo allí en 2003 rumbo a Tafí Viejo. En 2004 se descubrieron los primeros segmentos óseos humanos y en 2009 se conformó el Colectivo de arqueología, memoria e identidad de Tucumán (CAMIT) bajo cuya guardia se recuperaron y preservaron más de 38 mil segmentos óseos humanos (enteros o fragmentados): se determinaron restos correspondientes a 148 personas, que se estima serían 120 hombres y 28 mujeres. También allí se encontró ropa, calzados y objetos personales de detenidos desaparecidos, como también proyectiles, tabiques y mordazas. En el año 2013 la Iniciativa latinoamericana para la identificación de personas desaparecidas (ILID) del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) analizó las muestras genéticas e identificó a 113 personas.


Desde 2015, los trabajos de excavación en el Pozo de Vargas se paralizaron porque la administración de Juntos por el Cambio no giró los fondos desde Buenos Aires de acuerdo a la denuncia de organismos de Derechos Humanos, apunta Perfil.


El pasado 24 de Marzo, Día de la Memoria por la Verdad y la Justicia, el legislador Vargas Aignasse encabezó un acto junto al legislador de Libres del Sur, Federico Masso, y anunció allí el compromiso del Gobierno de Tucumán de culminar las excavaciones.
“Vengo a ratificar el compromiso del gobernador Juan Manzur con la Memoria la Verdad y la Justicia. Hoy me decía que vamos a terminar con las excavaciones del pozo de Vargas paradas durante el gobierno de Macri. Ese es el mejor homenaje a los 30.000”, anunció.


Tras el acuerdo de Manzur y Soria y el entendimiento entre Vargas Aignasse y Poviña, se reactivarán los trabajos tras más de cinco años. El próximo paso sería la expropiación del pozo y la finca para erigir allí un Espacio de la Memoria.

FUENTE: El tucumano

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí