El discurso que Manzur no quería que se conociera

El gobernador invitó a los sindicatos tucumanos a participar de la movilización que organiza para el Día de la Lealtad en el Hipódromo. “Desde acá diremos que terminen con la pelea y la soberbia. Pedimos la unidad del peronismo”, arengó el mandatario.

4

Fue una bajada de línea fortísima. La primera de una serie de arengas que el gobernador, Juan Manzur, brindará de cara al acto del 17 de octubre por el Día de la Lealtad Peronista, en Tucumán.

“Esta será una patriada grande por el peronismo tucumano, no hay muchos antecedentes en la historia de peronismo provincial de una convocatoria a nivel nacional. Eso les pido: tenemos que armar el mayor acto político de la historia peronista en la provincia”, señaló ayer el mandatario a los secretarios generales de cerca de 40 gremios. El mensaje fue claro: el renacimiento de un peronismo unido de cara a las elecciones de 2019.

A pesar de que no se permitió el ingreso de periodistas al acto, LA GACETA pudo reconstruir gran parte del encuentro. Manzur habló poco más de media hora, tras una breve introducción del ministro de Gobierno y Justicia, Regino Amado. El gobernador estuvo solo sobre la plataforma del Salón Blanco, frente a los dirigentes. Los ministros de su gabinete que lo acompañaron se ubicaron en la primera fila.

Como compañeros

Manzur comenzó su discurso pidiendo a los presentes que no graben el acto. Protestó por la política económica del Gobierno nacional y aclaró que hablaba como “compañero” y no como el gobernador de la provincia. “El precio que estamos pagando todos por habernos peleado entre los peronistas nos llevó a esto (por la crisis económica nacional), porque tenemos que saber que nos hemos peleado por soberbia, por tonteras, por locuras, porque a veces no nos queremos entre nosotros. Dicen que Macri ganó en 2015, pero no nos confundamos ‘changos’ y compañeros. Macri no ganó (las elecciones), las hemos perdido los peronistas por pelearnos”, fue la autocrítica del mandatario.

Con un tono relajado, construyó su arenga en base a tres definiciones: 1- “No hay que confundirse, los peronistas votamos peronistas”; 2- “Formamos parte de la familia peronista, somos una familia, un movimiento. Si dentro nuestras familias hay diferencias, cómo no va haberlas en una familia tan grande como la peronista. Pero tenemos que tener en claro que las diferencias que podamos tener los peronistas nunca pueden ser más grandes que las diferencias que tengamos con Macri. Terminemos de pelearnos entre nosotros”; 3- “Nosotros hemos ganado acá en el 2015, en el 2017 ganamos y eso que vino Macri no sé cuantas veces. Cuando el peronismo perdió en gran parte de la Argentina, Tucumán siguió siendo peronista”.

Trascartón, el gobernador narró que la convocatoria por el Día de la Lealtad surgió de una reunión con los secretarios generales de los gremios nacionales. Luego, marcó la diferencia entre la gestión provincial y la nacional: “han endeudado al país por miles de millones de dólares, no sé quién mierda va a pagar todo esto. No sé qué han hecho ni quién se va a hacer cargo de todo esto. Nosotros cuidaremos de Tucumán. Mientras Tucumán siga siendo peronista, con quien les habla al frente del Gobierno, en Tucumán no le faltará el remedio ni la comida a nadie”, afirmó, despertando el aplauso de los sindicalistas.

CAMPAÑA. Las calles porteñas lucieron afiches para el Día del a Lealtad.

Los 10 minutos finales de la alocución del gobernador fueron dedicados exclusivamente al armado del acto por el 17 de octubre. Pidió la colaboración de todos los peronistas para la logística del evento. Celebró que el gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, le confirmara que más de 70 colectivos trasladarán a los dirigentes de esa provincia para el Día de la Lealtad. Explicó que le confirmaron la presencia dirigentes de Catamarca, Jujuy, Entre Ríos, Buenos Aires y hasta de Tierra del Fuego. Aseguró que no quedan pasajes de avión disponibles a Tucumán para los dos días previos al acto. No nombró a su par salteño, Juan Manuel Urtubey, ni a su antecesor, José Alperovich, ni tampoco a la senadora Cristina Fernández.

“Vamos a armar un gran encuentro que va a marcar historia en el peronismo argentino. Que de acá, desde Tucumán, diremos que terminen con la pelea allá, cortenlá. Es el pueblo peronista que pide la unidad, compañeros. Eso diremos. Terminemos con la soberbia. Por eso tenemos que estar todos”, arengó el gobernador. Pidió que los trabajadores participen del acto con su ropa de trabajo, con sus mamelucos, para que se puedan identificar a los obreros y trabajadores por su rubro. “A partir del 17 de octubre, en Tucumán, el peronismo a nivel nacional se tiene que empezar a reorganizar para que en el 2019 volvamos a tener un presidente peronista, compañeros”, cerró. El titular del gremio del Subsidio de Salud, Andrés Jaime, tomó el micrófono para cantar a viva voz la marcha peronista, que había comenzado a sonar por los parlantes.

> Los gremios del acto
– Por los gremios estatales, participaron los dirigentes de UPCN, ATE, Atepyss, ATSA, Municipales de la Capital, Sitravi, Sindicato de Vialidad, Frente de Gremios Estatales, UEJN y AGEJ (judiciales).

– Por los gremios de actividades privadas, estuvieron los referentes de UOM (metalúrgico), Uocra (construcción), UTA (choferes de colectivos) y La Bancaria, entre otros.

Un mensaje al peronismo
“El gobernador ha dejado de lado cualquier apetencia política nacional”, dijo amado
El ministro de Gobierno, Regino Amado, destacó la participación de los sindicatos en la reunión encabezada por el gobernador, Juan Manzur. “El Gobernador ha dejado de lado cualquier apetencia política nacional para ser prenda de unión entre los compañeros, buscando la unidad que nos lleve, con un trabajo serio, a ser gobierno nacional en 2019”, valoró el ministro provincial en una charla con LA GACETA. Respecto a los reclamos del alperovichismo por no haber invitado oficialmente al senador José Alperovich (quien adelantó que será candidato a gobernador el año que viene enfrentando a Manzur), Amado aseguró que es imposible enviar tantas invitaciones. “La invitación está hecha desde el partido, aunque quisiésemos, no podemos hacer invitaciones a más de 100.000 personas, que seguro tendrá el acto”.

> Anuncio para estatales
Jaime, del gremio de empleados del subsidio, destacó el pago de la cláusula gatillo
“El 17 de octubre Tucumán será el centro del país peronista para crear un centro de poder para que el año que viene, Dios quiera, podamos tener un presidente con mirada social y se terminen el ajuste, el tarifazo, los despidos y el achique”, valoró Andrés Jaime, secretario general de la Asociación Tucumana de Empleados Previsionales y de la Seguridad Social. Jaime destacó que en el encuentro Manzur haya ratificado el pago de la cláusula gatillo: “la cláusula gatillo se hará efectiva en octubre, con una boleta complementaria. Como el Indec aun no dará la medición de inflación, la Provincia hará efectivo el pago de un 13% adicional (la paritaria firmada había sido del 17% en dos cuotas). Es un gran anuncio para nosotros”.

FUENTE: LA GACETA

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí