El desembarco del limón tucumano en Japón, un guiño a China

El ministro provincial de Desarrollo Productivo destacó la labor de la Estación Experimental para lograr la llegada del cítrico a tierras niponas.

5
Fueron 18 toneladas de limón tucumano las que desembarcaron en el puerto de Yokohama, en Japón, a mediados de agosto. El cítrico vuelve al país oriental luego de 15 años y después de una primera incursión desastrosa, con una pérdida del 70% del cargamento durante el traslado.
“El protocolo que usábamos no era bueno; volvimos a empezar e hicimos uno nuevo”, indicó Luis Fernández, ministro de Desarrollo Productivo de Tucumán.
Aquel noviembre de 2003 fatídico, las bajas temperaturas a las que fue sometido al cítrico tucumano, por pedido del Ministerio de Agricultura de Japón (MAFF por sus siglas en inglés), arruinaron el debut en tierras niponas. Es por eso que la Estación Experimental Obispo Colombres elaboró un nuevo protocolo, con el que confían podrán realizar nuevos envíos de forma exitosa, sin tener que lamentar grandes pérdidas.
“La estación desarrolló un protocolo con temperaturas más elevadas”, explicó Fernández. El antiguo sistema sometía a la fruta a temperaturas mínimas de 1 °C o menos durante días, con el objetivo de matar la mosca de la fruta y sus huevos, lo que al mismo tiempo le provocaba serios daños. “Entendemos que el limón llegó  en condiciones”, afirma el funcionario provincial sobre el reciente envío y aplicación del nuevo protocolo elaborado en Tucumán.
El mercado japonés es pequeño en términos nominales y es dominado en la actualidad por Chile. La llegada de los limones tucumanos es estratégica, teniendo en cuenta las intenciones de los productores locales de conquistar China. “China, que es uno de los mercados que estamos buscando abrir, no pierde demasiado tiempo ni dinero: ve lo que hace Japón y, si da el visto bueno, ellos también”, explicó.
FUENTE: EL TUCUMANO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí