Tras los dos días de huelga de la semana pasada, los docentes universitarios nucleados en la Conadu Histórica decidieron convocar a una nueva huelga por 48 horas para los días 26 y 27 de abril.  “Ante cinco meses de congelamiento salarial y 3 mil millones de recorte en el presupuesto universitario, el Plenario de Secretarios/as Generales de la CONADU Histórica ratificó la continuidad del plan de lucha y resolvió un nuevo paro nacional de 48 horas”, expresaron en un comunicado.

La docencia universitaria exige un 25% de recomposición salarial, 17 mil pesos para el salario del cargo testigo, el pago de deudas salariales y la inmediata restitución de los fondos recortados por el gobierno nacional a las universidades públicas.

“Una vez más, la CONADU Histórica rechaza el techo salarial del 15% en cuotas y sin cláusula de actualización por inflación. A 45 días del vencimiento de nuestra paritaria y ante la falta  de convocatoria por parte del gobierno y del CIN (Consejo Interuniversitario Nacional), exigimos la inmediata convocatoria a paritarias frente a la escalada inflacionaria que soportamos todos los trabajadores”, reza el documento.

Asimismo, el gremio decidió convocar al movimiento estudiantil, a las Federaciones Docentes y de Trabajadores No Docentes a realizar una gran Marcha Federal Universitaria en la segunda quincena del mes de mayo “en defensa de los salarios, la aplicación plena del CCT, por becas estudiantiles, salarios no docentes y por una universidad al servicio de las grandes mayorías populares”.

Cláusula gatillo

La Conadu Histórica es el único gremio que rechazó la aplicación de la cláusula gatillo del acuerdo paritario 2017 en los términos propuestos por el Ministerio de Educación, por considerar que el docente pierde poder adquisitivo con el acuerdo. “El resto de las representaciones gremiales suscribieron el acta respectiva. Según el cuadro comparativo de los salarios vigentes y los coeficientes de recomposición a aplicar, en ninguna categoría alcanzan al 2,77%, que es el desfasaje inflacionario, ya que no se tomaron para el cálculo de la cláusula gatillo ni el 2% de jerarquización ni la recomposición del nomenclador salarial docente”, explicaron.

“El día 19 de marzo, el Ministerio de Educación presentó su propuesta de aplicación de la Cláusula Gatillo del acuerdo paritario 2017. Todas las partes coincidieron en que el desfasaje inflacionario alcanzaba el 2,77% y su aplicación retroactiva al mes de febrero de 2018. Las representaciones gremiales rechazaron por unanimidad la base de aplicación del mismo ya que no contemplaba los incrementos por jerarquización y nomenclador para el cálculo de la recomposición salarial. El 12 de abril fuimos citadas nuevamente todas las representaciones sindicales en el Ministerio para el tratamiento de este tema. El ministerio de Educación y los paritarios del CIN presentaron, casi un mes después, la misma propuesta”, concluyeron.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí