Tras la primera reunión con el Ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, concretada el pasado 12 de marzo, los docentes de las universidades públicas de todo el país quedaron aún más molestos con el gobierno nacional. El ministro Finocchiaro no realizó ningún ofrecimiento, y los educadores se retiraron del cónclave advirtiendo la posibilidad de no iniciar las clases.

En este marco, la Conadu Histórica convocó a todos los gremios de base a realizar asambleas preparatorias para el plenario de Secretarios Generales del próximo 22 de marzo, en donde los dirigentes definirán los pasos a seguir en la lucha que llevan adelante “por el reconocimiento de todos nuestros derechos y el cumplimiento de todas nuestras demandas”.

Este martes 20 de marzo, a partir de las 18 horas en la sede de la Asociación de Docentes e Investigadores de la UNT (La Rioja 437), será el turno de los educadores de la UNT de debatir que mandato llevarán al cónclave del miércoles.

“La situación de los docentes universitarios es crítica. El salario del cargo testigo reúne apenas 11.400 pesos, mientras que la línea de pobreza declarada por el INDEC ya supera los 17 mil. El aumento de la inflación en los últimos meses hace que desde noviembre, cuando quedó congelado nuestro salario, no haya dejado de perder poder adquisitivo”, remarcó Ariel Osatinsky, titular de la ADIUNT.

Ya con los índices de inflación de febrero difundidos por el INDEC, se espera que avancen en la propuesta salarial para el 2018. En el primer cónclave las partes se limitaron a hablar sobre la aplicación de la cláusula gatillo del último acuerdo, para lo cual necesitaban las cifras del organismo de medición estatal.

Se da por descontado que probablemente desde el Gobierno insistan con un incremento en torno al 15%, a pagarse en varias partes y sin cláusula gatillo, tal y como lo vienen proponiendo en todas las discusiones salariales. De antemano, los docentes advirtieron que no aceptarán menos de un 25%.

En este marco, desde la Conadu Histórica aclararon que si la oferta es menor corre peligro el inicio de clases en las universidades públicas del país. “Esperemos que la propuesta sea acorde a las necesidades de los docentes, de lo contrario nos obligarán a iniciar un plan de lucha”, remarcó Osatinsky.

 

 

 

 

Fuente: Primerafuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí